Concesionarios | Investigan un concesionario de Pontevedra por estafar 640.000 euros a sus clientes

Los 70 perjudicados, al desconocer el uso fraudulento de sus datos, no obtenían la autorización para solicitar otros créditos.

Al detenido se le acusa de delitos continuados de estafa y falsedad documental, entre otros
Al detenido se le acusa de delitos continuados de estafa y falsedad documental, entre otros

La Guardia Civil ha detenido recientemente en la localidad de Cangas (Pontevedra) al responsable de un concesionario de coches que habría defraudado, supuestamente, más de 640.000 euros, según publica el Faro de Vigo.

Las investigaciones comenzaron a principios de año, tras recibirse en el Juzgado de Instrucción nº 1 del mencionado municipio varias denuncias de personas que habían sufrido una duplicidad de las financiaciones de sus vehículos.

La Benemérita ha podido comprobar que los clientes compraban un coche en dicho establecimiento y, en el momento de gestionar la adquisición del mismo, el administrador copiaba la documentación del comprador con el objetivo de utilizarla en otras operaciones de financiación sobre el mismo vehículo en otras entidades financieras diferentes.

Asimismo, con esos datos personales, el detenido solicitaba financiación para otros automóviles, con lo que estafaba a los compradores de los vehículos para los que pedía la financiación.

De esta forma, el encargado del negocio alcanzaba la cuota mínima de ventas y obtenía dinero rápido para abonar otras financiaciones anteriormente adquiridas mediante el mismo método.

Con ello, los préstamos los ingresaba en la propia cuenta corriente del centro y las cuotas a nombre del cliente, ya que, en ocasiones, se las restituía, sobre todo cuando recibía alguna reclamación. En estos casos, se justificaba argumentando que se trataba de un error administrativo.

Por otro lado, los alrededor de 70 perjudicados, al desconocer el uso fraudulento de sus datos y tener, sin saberlo, un crédito a su nombre (algunos hasta cuatro), no obtenían la autorización de las financieras para solicitar otros créditos.

La denominada operación ‘Ñagra’ ha permitido el registro del concesionario, donde se ha intervenido documentación relacionada con las financiaciones tramitadas y se ha detenido al principal autor de los hechos, al que se le acusa de delitos continuados de estafa, falsedad documental, revelación de secretos y alzamiento de bienes.

Además, los agentes tomaron declaración en calidad de investigado a la actual responsable del concesionario, a un comercial y a otra persona que resultó tener varios préstamos a su nombre con vehículos registrados a nombre del mismo establecimiento. La Policía Judicial decidió incluir a esta última como investigada por no haber denunciado al empresario, como hicieron otros clientes durante el desarrollo de la operación.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña