Chapa y pintura | El taller de pintura del futuro: drones, hologramas y gafas inteligentes

La marca de pintura prevé que las tecnologías transformarán el proceso de atención al cliente.

El servicio al cliente se impone cada vez más en los objetivos y las estrategias a seguir por los establecimientos del sector. A esto se suma que las tecnologías existentes y las que aún están por venir permitirán una serie de servicios a los usuarios que se adapten a sus necesidades con unos resultados cada vez más óptimos.

En este vídeo que presenta Glasurit sobre los talleres del futuro, la firma muestra cómo el propietario de un vehículo detecta un desperfecto en la chapa de su coche y con un sencillo aviso a través de su smartphone a un centro cercano es suficiente para que todo el mecanismo establecido se ponga en marcha mientras que él continúa realizando sus actividades previstas.

A continuación, aparece un dron que escanea el daño y la matrícula del automóvil, y envía estos datos a un centro de gestión para establecer dónde y cuándo debe repararse el coche. Dicha información se envía al propio vehículo, el cual se pone en marcha de forma completamente autónoma hasta el taller en el que será reparado.

Allí, un técnico de las instalaciones con unas gafas de realidad virtual valora la prioridad del coche y si la compañía aseguradora ya ha dado el visto bueno para que sea reparado.

Este mismo dispositivo permite al profesional del centro analizar las características del daño, el tipo de pintura y el color, poniéndose en contacto después con la marca de pintura, la cual con el holograma de un asistente ayuda al profesional del taller a decidir cuál es la mejor opción.

Tras ello, se realiza el proceso de pintado y el vehículo vuelve al lugar donde su dueño lo había dejado aparcado. ¿Realidad o ficción? En unos años podremos confirmarlo.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña