Chapa y pintura | Carglass regala un "Help Flash" por la reparación o sustitución del parabrisas

La promoción será válida hasta el próximo 1 de septiembre.

La luz ‘Help Flash’ es visible a un kilómetro y en 360 grados, y tiene 2,5 horas de autonomía
La luz ‘Help Flash’ es visible a un kilómetro y en 360 grados, y tiene 2,5 horas de autonomía

Carglass ha puesto en marcha una promoción con la que regala una luz de emergencia ‘Help Flash’ por cada reparación o sustitución del parabrisas hasta el próximo 1 de septiembre.

Con esta campaña, la enseña afirma que se fomenta la seguridad vial por partida doble. Por un lado, se busca que todos los coches circulen con el parabrisas en perfecto estado y se obsequia a los clientes con la mencionada luz de emergencia, que incrementa la seguridad de los conductores en caso de avería o accidente, subraya la compañía.

Con esta luz de emergencia, homologada y autorizada por la DGT, no es necesario bajarse del coche y caminar por la calzada 50 metros de ida, y otros 50 de vuelta, para colocar el triángulo de advertencia. Solo hay que sacar de la guantera ‘Help Flash’ y colocarlo en el techo, explican desde Carglass.

Asimismo, desde la compañía recuerdan que es obligatorio llevar los triángulos de emergencia en el coche, pero si se tiene una avería o accidente queda a criterio del conductor abandonar el vehículo con total seguridad y poner el triángulo, no bajarse del coche o hacerlo y situarse en lugar seguro fuera de la calzada. En todos los casos, indica la importancia de activar la luz ‘Help Flash’ y hacerse visible al resto de conductores.

Este reflector parabólico con tecnología LED es visible a un kilómetro y en 360 grados, tiene 2,5 horas de autonomía y funciona en todo tipo de condiciones meteorológicas.

Por otra parte, Carglass recuerda que el parabrisas es un elemento clave en la seguridad de un vehículo: por visibilidad, porque aporta resistencia estructural al automóvil y porque es el apoyo sobre el que se despliega el airbag del acompañante en caso de impacto.

Un parabrisas en mal estado podría ceder y no soportar el techo en caso de vuelco, saltar o romperse al recibir la fuerza del airbag cuando se despliega. Además, muchos coches llevan instalados en él los sensores y las cámaras de los sistemas de seguridad ADAS, sistemas que han de ser recalibrados en cada sustitución.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña