Suburense Francesc Gorjón

| Expectativas del taller por encima de las esperadas | -

dedo de mecánico con moneda
dedo de mecánico con moneda

Hola a todos mis amigos. Os pido disculpas por teneros olvidados. Ya sé que hace más de un mes y medio que no dejo caer ningua memez de las mías, pero es que no estoy ni para mis memeces.

Tal y como se plantea el futuro y el presente actual del ramo de la automoción, creo que bien pocos podemos dedicar tiempo para escribir y explicar cosas ¿pues para qué? Pienso yo, si todos o casi todos estamos igual que voy a decir de nuevo, que voy a aconsejar que no me digáis vosotros o me aconsejéis vosotros.

En cuanto a trabajo estoy contentisimo, las expectativas de entradas en taller estan por encima de las esperadas. En cuanto a cobro, ya empiezo a no estar tan contento, pues los plazos cada vez son mas largos, todo y que la ley los prohibe (he oído decir). En cuanto a solvencia, también empiezo a tener que subirme en un taburete para que el agua no me llegue al cuello. En cuanto a problemas, supongo que igual que todos, muchos y muchos mas que vendrán.

Viendo estas expectativas, para qué vamos a hablar, la cosa esta jodida para todos, bueno para algunos no de nuestro ramo parece que no, pero es lo que hay.

Cada día le doy mas la razón a mi cuñado, mi mano derecha y media izquierda, que me dice para qué madrugamos tanto para venir al taller, sacrificamos la comida o la hora de ocio o descanso, para qué acabamos la jornada tan tarde que no podemos ir a hacer deporte o ver a nuestros hijos hacer actividades, para qué nos dejamos más de media vida en el taller rompiéndonos los cuernos, para mover recambio y mano de obra.

Os habeis parado a pensar que no por mucho trabajar vas a ganar más, como no tengas un buen control de eficacia de la mano de obra, de una buena gestión del recambio, puedes llegar a crearte un agujero negro en tu empresa que no llegarás a salir en la vida.

Nos estamos subiendo al tren de trabajar al precio que sea, todo sea por llenar horas y vender recambios, pero si no ganamos lo que nuestra estructura necesita “vamos mal” y así es como estamos yendo muchos, yo inclusive.

Disfruto atendiendo, disfruto trabajando, disfruto resolviendo problemas, ahora bien, no disfruto a la hora de hablar de dinero, aquí es donde se rompe todo, es triste pero en la época en la que estamos el dinero nos va a dar mas disgustos que alegrías. 

Entendéis ahora el porqué no escribía nada, para qué, para daros estos ánimos, no vale la pena.

Sobre el autor

Francesc Gorjón, mecánico en Suburense d' Automobil, taller de electromecánica y chapa y pintura en Sitges (Barcelona).

Cursos de Academia Infotaller

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña