Reparación | Fesvial denuncia la falta de mantenimiento de los vehículos

La fundación expresa su preocupación por el estancamiento en el descenso de víctimas de accidentes de tráfico.

Fesvial denuncia la falta de mantenimiento del parque Fesvial denuncia la falta de mantenimiento del parque
Fesvial denuncia la falta de mantenimiento del parque

El envejecimiento del parque y el espaciamiento de las visitas al taller pueden tener consecuencias fatales. De hecho, son dos de los factores citados por la Fundación Española para la Seguridad Vial (Fesvial) como causantes del estancamiento en el descenso del número de muertos en accidentes de tráfico en 2014, que alcanzó las 1.131 personas.

La falta de mantenimiento de unos vehículos que además circulan por unas carreteras que se encuentran a niveles “similares a los de finales de los años 80” tiene mucho que ver con el hecho de que en 2014 sólo se contabilizaran tres víctimas mortales menos en siniestros de tráfico que en 2013.

En concreto, Luis Montoro, presidente de Fesvial, ha subrayado para el programa "Las Mañanas de RNE" que "casi el 50% de nuestros coches tiene once años o más" y que muchos de ellos "no se están manteniendo, especialmente a nivel de neumáticos, en los que se observan auténticas barbaridades".

Otros de los factores que han incidido en este cambio de tendencia, según Fesvial, son la mayor circulación por vías convencionales, causada en parte por la crisis, así como la falta de educación y formación en seguridad vial.

Según este organismo, las administraciones deben investigar, reflexionar y aplicar nuevas políticas y estrategias que permitan seguir logrando “los máximos niveles de seguridad en ciudades y carreteras españolas".

De este modo, Fesvial une su voz a la de otros organismos relacionados con la defensa de la seguridad vial que también denuncian las consecuencias de no revisar convenientemente el coche, como el RACE (ver noticia) o la DGT (ver noticia).

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña