Concesionarios | La OCU denuncia que todos los coches emiten más CO2 que lo que declaran

El 41% de los vehículos rebasa los límites de partículas y el 27% el de emisiones NOx, según la organización.

La entidad advierte que el problema es más grave en los coches antiguos en circulación
La entidad advierte que el problema es más grave en los coches antiguos en circulación

La OCU ha denunciado que los automóviles de todas las marcas superan los valores declarados de emisiones. En el caso del CO2, la norma permite una serie de “modificaciones” en los coches que van a ser homologados (usar lubricantes especiales, neumáticos sobre inflados, desconectar el alternador…) hacen que el resultado sea mejor que si se realiza el mismo ciclo en un laboratorio independiente sin modificaciones.

En cuanto al óxido de nitrógeno y partículas, la actual norma en vigor (Euro 6) fija unos límites máximos de emisiones de estos contaminantes. Tras realizar los test correspondientes en un laboratorio homologado en coches salidos del concesionario sin modificar, la organización de consumidores ha corroborado que el 41% de los vehículos rebasa los límites de partículas y el 27% el límite legal de NOx.

Además, la entidad añade que “los resultados en carretera son aún peores”. En la actualidad, las emisiones reales de los vehículos en dicha situación se multiplican por cinco respecto de los valores obtenidos durante la homologación.

La entidad subraya que “no hay ninguna norma que sancione este incumplimiento, hasta 2019, año en que las emisiones no podrán superar el doble del valor medio en el laboratorio”. No obstante, en 2021 estas cifras deberán ser aun menores y no podrán superarse en más del 50%.

La OCU advierte que el problema es de mayor gravedad en los coches antiguos en circulación, que emiten mucho más que los modelos nuevos porque los límites de emisiones no se aplican a los vehículos puestos en el mercado antes de la aprobación.

Asimismo, desde la asociación recuerdan el caso del dieselgate, en el que Volkswagen falseó las emisiones de sus modelos con motor diésel mediante un software durante las pruebas. “A pesar de la gravedad del engaño llevado a cabo por Volkswagen ningún gobierno europeo ha sancionado a la empresa y menos aún ninguno le ha obligado a indemnizar a los consumidores por el fraude cometido”, afirman desde la organización.

Los coches vendidos en la actualidad están homologados de acuerdo con los ciclos NEDC (New European Driving Cycle) o el WLTP (Worldwide Harmonized Light Vechicles Test Procedure), que simulan una conducción urbana y extraurbana.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña