Vehículo industrial | Cómo realizar un adecuado mantenimiento en remolques pesados

Frenos, neumáticos y mangueras hidráulicas son algunos de los componentes que deben ser revisados.

Es conveniente desarrollar un programa de mantenimiento preventivo
Es conveniente desarrollar un programa de mantenimiento preventivo

Los remolques y semirremolques de transporte pesado suelen sufrir un gran desgaste por la carga para la que están destinados. Por este motivo, es importante que estos vehículos pasen por habituales revisiones en las que se compruebe que todos sus elementos se encuentran en perfecto estado.

En dichos mantenimientos, hay que observar cómo se encuentran las piezas de mayor desgaste habitual. Entre ellas cabe destacar frenos y neumáticos, según publica Iberisa en un post.

Comprobar la presión de los neumáticos y mantenerlos inflados correctamente, es un modo de evitar un desgaste prematuro, así como reemplazarlos cuando se desgastan para evitar un reventón.

Cabe destacar también la importancia de mantener bien lubricados los extremos de las ruedas con el fin de que no se produzcan fugas de aceite de los engranajes y garantizar un funcionamiento seguro.

Tampoco hay que olvidar la importancia de no sobrepasar el máximo de carga estipulada para cada vehículo, ya que la sobrecarga o el desequilibrio provocan una tensión adicional sobre los frenos y hace que estos se desgasten más rápido.

Asimismo, los cilindros hidráulicos también deben retraerse por completo cuando no se usan para minimizar la exposición de los arietes de acero inoxidable a los elementos y maximizar su longevidad.

En cuanto a las mangueras hidráulicas, se debe comprobar si existen daños o grietas. En el caso de modelos desmontables y de carga trasera, la presión hidráulica tiene que ser la correcta. Esto permite el funcionamiento adecuado de los componentes y reduce el posible sobrecalentamiento u otros problemas causados por la falta de líquido hidráulico. Además, es conveniente inspeccionar el chasis, las cadenas y las correas en busca de daños.

Por otro lado, el post también indica que es aconsejable establecer un programa de mantenimiento preventivo que incluya intervalos de lubricación para evitar el desgaste y garantizar que los frenos y los componentes funcionen bien, ya que reduce las averías y aumenta la vida útil del remolque.

El desarrollo de un programa de este tipo optimiza la longevidad de los remolques y sus componentes y se adapta con las necesidades comerciales del propietario. A esto se suma el elaborar un registro para saber cuándo se necesita una revisión preventiva para optimizar la eficiencia y esquivar que pequeños problemas que deriven en otros mayores.

Además, conductores y técnicos de mantenimiento deben estar en comunicación con respecto a los problemas del remolque o el mantenimiento requerido.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña