Vehículo industrial | Civiparts Non Stop: capítulo 1

Toros, rampas "rompepiernas" y un episodio de gota fría dificultan los primeros tramos de la carrera a los corredores.

Ni una impresionante rampa de más del 20% y terreno roto. Ni siquiera que los participantes pasaran a escasos dos metros de toros que ni se inmutaban. La gran protagonista del primero de los tres capítulos de la serie de Civiparts que da cuenta de la participación de sus dos equipos en la carrera Non Stop Madrid-Lisboa fue la lluvia. O, mejor dicho, la gota fría. Esa que irrumpió en el inicio de la tercera de las etapas, la que partía desde Burgohondo (Ávila), poniendo en serios aprietos a organizadores y participantes.

Eso sí, habrá que esperar a la publicación de la segunda entrega de esta aventura para saber cómo superaron el Team Madrid y el Team Valencia de Civiparts, empresa del Grupo Nors especializada en recambio para el vehículo industrial, este importante contratiempo. Pero ya en la primera se puede vislumbrar la dureza de una carrera que ya ha sido calificada como “la mayor aventura que puedas imaginar”.

Fueron Juan (Team Madrid) y Teo (Team Valencia), los encargados de inaugurar la competición para sus respectivos equipos de cuatro corredores. Completaron la primera etapa, entre Las Rozas (Madrid) y Robledo de Chavela, ubicado en la Sierra Oeste de Madrid, localidades separadas por 66 kilómetros en ruta y más de 1.000 metros de desnivel. Una etapa sencilla a priori en su primera mitad, pero que se complicaba a partir del kilómetro 36, hasta el punto de sorprender a Teo. “Al principio iba atrancado, no me iban las piernas y las pulsaciones en 180 todo el rato. En el kilómetro 5 pensaba que no llegaba”, asegura el corredor del equipo Valencia, quien fue superado por Juan, para sorpresa de propios y extraños.

“El objetivo es hacerlo en tres horas y media”, decía Juan antes de comenzar la competición y de tener que afrontar la “rompepiernas”. Así fue como calificaron mayoritariamente los más de 900 participantes una rampa de pendiente constante con grandes grietas que provocó los primeros abandonos. “La rampa era del 20%, hemos tenido que poner pie a tierra. La parte final muy dura”, aseguró Juan, quien dio el relevo a su compañero Ángel en el Team Madrid con una muy buena posición en carrera, algo que no pudo conseguir Teo al pasar el testigo a Ricardo.

Ya en la segunda etapa de 80 kilómetros entre Robledo de Chavela (Madrid) y Burgohondo (Ávila), dos imágenes a destacar. La primera, en el kilómetro 15, cuando los corredores pasan a escasos metros de dos toros que se encuentran en el camino. Y la segunda, una “caída tonta” en palabras de Ángel, que le hizo perder ritmo y descolgarse en la clasificación para beneficio de Ricardo, quien hizo valer su experiencia en triatlones y otras competiciones deportivas para remontar y colocarse en la parte alta de la clasificación. Eso sí, no sin dificultad. “No querías ir a Lisboa, pues toma Lisboa”, se decía a sí mismo “Riki” durante la etapa.

Pero nada comparado con lo que tendrán que vivir Miguel (Team Valencia) y Eli (Team Madrid) en la tercera etapa. Un intenso episodio de gota fría llegó a la carrera y los corredores ya se temían lo peor. “Van a patinar las ruedas. Y habrá zonas de barro que deslizan como si fuera aceite”, vaticinaba Eli. Y, por si fuera poco, de noche. ¿Serán capaces de superar todas estas adversidades? ¿Habrá abandonos? Habrá que esperar al siguiente capítulo de la serie Non Stop de Civiparts, con la que quiere dar ejemplo de los valores que representan a su empresa, para descubrirlo.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña