Reparación | Buenas expectativas de trabajo para el taller en primavera, según Autodata

Aconseja prestar especial atención al aire acondicionado, batería, limpiaparabrisas, ruedas y suspensión, que protagonizarán gran parte de los servicios.

Marzo fue el mes de mayor carga de trabajo para el taller en 2018 y 2019
Marzo fue el mes de mayor carga de trabajo para el taller en 2018 y 2019

Los meses de la primavera de 2021 tienen, más que ninguna otra época del año, el potencial de convertirse en un momento clave para los talleres, debido a una serie de factores que darían lugar a un período muy ajetreado para los mecánicos. Los datos de la UE y la EFTA muestran que, por lo general, el número de matriculaciones en marzo, abril y mayo aumentó en los últimos cinco años, lo que significa que las revisiones anuales, las inspecciones técnicas del vehículo y los chequeos descenderán probablemente en el aniversario de la compra original del vehículo.

Estos datos reafirman el informe de Autodata sobre los vehículos más atendidos en talleres, que señalaba a marzo como el mes más popular para revisiones y reparaciones de vehículos en 2018 y 2019, ya que los mecánicos recurren a las especificaciones e instrucciones que necesitan con el fin de probarlos y repararlos. Este año aporta la singularidad de la Covid-19 como probable influencia en las citas. La pandemia obligó a varios gobiernos a permitir que los automovilistas retrasaran las revisiones de vehículos exigidas por la ley más allá de su fecha de vencimiento original, y es probable que el retraso en estas pruebas y revisiones empiece a reflejarse en los talleres durante los próximos meses.

Con la implantación de programas de vacunación sin precedentes en todo el mundo, los gobiernos están dispuestos a relajar las estrictas medidas de confinamiento, reactivar la economía y hacer que los trabajadores vuelvan a las oficinas. Dado que los trabajadores siguen siendo reacios a utilizar el transporte público, existe una mayor tentación de acudir al trabajo en el vehículo propio. Sin embargo, para muchas de las personas que trabajan en casa, el hecho de tener sus vehículos aparcados y faltos de uso durante largos periodos, especialmente durante los meses de invierno, aumenta la probabilidad de que surjan problemas que requieran asistencia por parte del taller, así como una revisión exhaustiva de la seguridad.

Por otra parte, las entregas a domicilio crecieron significativamente como consecuencia de la pandemia. En este sentido, Autodata observó un aumento del 19 % en las solicitudes de datos sobre revisión de vehículos comerciales ligeros entre el primer y el tercer trimestre de 2020, a medida que se expandían los servicios de entrega en línea, los cuales estarán a punto de alcanzar su aniversario y requerirán asistencia en el taller. Por ello, y con el objetivo de ayudar al taller a prepararse, la empresa del Grupo Solera ha creado una lista con las principales operaciones que, según sus datos, podría dar lugar a una primavera muy ajetreada.

Un primer componente a revisar es el aire acondicionado, a causa de la humedad que acumulan los vehículos aparcados durante mucho tiempo atraen la humedad. Concretamente, las válvulas del aire acondicionado pueden corroerse y las juntas de goma pueden degradarse. El módulo de aire acondicionado de Autodata contiene información sobre el sistema, el diagrama y los esquemas eléctricos para ayudar a los técnicos es, los vehículos deberían circular al menos una vez a la semana para evitar la degradación de la batería. Es posible que el frío empeore aún más el rendimiento de la batería y los arrancadores de uso corriente pueden perjudicar su vida útil a largo plazo. Por ello, el taller debe considerar la posibilidad de ofrecer a su cliente una sustitución anticipada de la batería, especialmente, si el vehículo no se ha utilizado durante el invierno. El módulo de batería de Autodata incluye información sobre la desconexión y conexión de la batería, algo cada vez más importante dado el incremento de los vehículos conectados.

En cuanto al limpiaparabrisas, además de las grietas que se producen en los cristales congelados debido al uso durante los meses de invierno, estos se agrietan y degradan en condiciones de frío, por lo que las escobillas deben sustituirse al menos una vez al año o cuando ya no hagan contacto con la superficie del parabrisas.

Tampoco deben descuidarse los neumáticos, ya que una presión inadecuada de los mismos puede provocar mayor desgaste e incluso daños en la estructura interna. Asimismo, es posible que se activen los sistemas de supervisión de presión de neumáticos, lo que puede requerir herramientas de diagnóstico para su restablecimiento. Los baches también pueden dañar los neumáticos y la suspensión de las ruedas pueden desajustarse. Conviene, por tanto, verificar que los neumáticos sean seguros y que su alineación sea la correcta. El módulo especializado alineación de ruedas de Autodata incluye una guía completa sobre aspectos como el ángulo de caída, la altura de la carrocería, los neumáticos y los procedimientos de ajuste, al tiempo que los módulos de los neumáticos y del sistema de control de la presión de los neumáticos muestran las presiones correctas para cada tamaño de rueda y los procedimientos especiales para restablecer los sistemas de supervisión de presión de los neumáticos.

Finalmente, los baches pueden causar daños en los neumáticos, las llantas, los muelles y los componentes de la suspensión, así como desajustar la alineación de las ruedas. Esto conlleva que estas zonas sean de obligada comprobación cuando los vehículos llegan a los talleres para la revisión de primavera. Los vehículos cuyo uso se ha visto limitado durante el confinamiento también pueden sufrir fallos en la suspensión debido a las grietas y la corrosión; según Green Flag, esto resulta especialmente peligroso en zonas cercanas al agua salada, pues los muelles se pueden ver muy afectados si se forman grietas en el revestimiento de plástico.

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña