Reparación | El nuevo presidente de Atave alerta de la falta de trabajadores formados

Ricardo Borrajo, que sustituyó el pasado 27 de noviembre a Manuel Álvarez Gil al frente de la patronal de talleres de Ourense, repasa los principales temas que afectan al sector reparador, como la formación, el precio de la mano de obra de los talleres de chapa y pintura o la falta de algunos componentes.

R. Borrajo (izda.) sustituyó el 27 de noviembre a M. Álvarez (segundo por la dcha.) al frente de Atave
R. Borrajo (izda.) sustituyó el 27 de noviembre a M. Álvarez (segundo por la dcha.) al frente de Atave

La asamblea general de la Asociación Provincial de Talleres de Reparación de Vehículos de Ourense, Atave, eligió, el pasado 27 de noviembre, a Ricardo Borrajo Castro nuevo presidente, en sustitución de Manuel Álvarez Gil, quien dirigió la asociación prácticamente desde su fundación, en 1977, primero como tesorero y después como presidente.

El nuevo presidente, administrador de la empresa Alemán Taller Mecánico, es el primer relevo que se produce al frente de la asociación desde hace 44 años, momento que aprovechó lavozdegalicia.es para charlar con él. Durante la misma, Borrajo alabó el trabajo de Álvarez Gil y aseguró que el relevo debe de ser una oportunidad para seguir avanzando y aportando nuevas ideas.

Entre los principales objetivos del nuevo presidente están ofrecer de manera inmediata a los asociados planes de formación adecuados y actualizados. “Todos sabemos que el sector está cambiando muchísimo y, lógicamente, hay que estar al día, pero los talleres independientes no tenemos el apoyo de las marcas y tenemos que buscar la formación por nuestra cuenta”. Asimismo, aseguró que es necesario defender al sector de la carrocería frente a las aseguradoras y desveló que Ourense es la segunda provincia de España en la que las compañías de seguros pagan el precio de mano de obra más bajo, “algo que llevan muchos años demandando los chapistas es cobrar la mano de obra al precio que se merecen, pero esa es una pelea que de forma individual es muy difícil de ganar. Hay que afrontarlo como colectivo, desde la asociación. En otras provincias ya han hecho avances y nosotros tenemos que ir por ese camino”.

Para Borrajo, la situación actual del sector no es mala en este momento y no se percibe falta de trabajo, pese a que sí se han producido algunas reducciones de operaciones. “Hay que tener en cuenta que durante la pandemia hubo una flota de coches que ha estado parada o circulando mucho menos y, por tanto, se han pospuesto labores de mantenimiento que tendrían que haberse realizado si los vehículos hubieran tenido un rodaje normal”, afirma.

Subidas de costes

Por lo que se refiere al descenso de matriculaciones, el nuevo presidente matiza que, aunque debería tener un efecto positivo para el sector de talleres, es algo controvertido. De hecho, los estudios que hacen centros especializados indican que esa retracción en la venta “nos afecta a todos. Lo que sí nos está afectando son las subidas de costes, como el de la energía y el de muchos materiales. Y también empezamos a notar algunos retrasos en recibir algunos componentes, fundamentalmente, electrónicos”.

Explica Borrajo que el crecimiento de las compras online y el transporte de mercancías puerta a puerta debería notarlo los talleres que se dedican al vehículo más industrial y “aunque no tenemos datos concretos, es seguro que el incremento de alquiler de furgonetas, por el tirón de las compañías de paquetería, tiene que tener repercusión”.

Atave, con 378 asociados, agrupa al 80% del sector de talleres de reparación de la provincia e integra tanto a los pequeños negocios como a los de los concesionarios. Explica Borrajo que no es fácil conseguir una representatividad así y el mérito es de la anterior directiva, que hizo un grandísimo trabajo en este aspecto, y recuerda que el tejido del sector en la provincia está compuesto, fundamentalmente, por pequeños negocios. “Es un problema general en España. El tamaño medio de los talleres es mucho menor que en Francia, Alemania o en Reino Unido. Y en Ourense, esa media, en los talleres independientes, es de entre tres y cinco trabajadores. Eso dificulta el acceso a la formación y la gestión del día a día”, advierte. En este sentido, señala que otro de sus objetivos es potenciar los servicios jurídicos y de tramitación burocrática que la asociación ofrece a los negocios que no tienen capacidad para disponer de personal especializado propio.

Al tratar el futuro de sector, el nuevo presidente afirma que no existe problema con el relevo generacional y que la media de edad de la gente que se encuentra al frente de los talleres está entre 40 y 50 años, o incluso más jóvenes. Por el contrario, de cara a los próximos años, le preocupa encontrar profesionales y alerta de que “el mayor problema que va a tener el sector dentro de pocos años, como casi todos los oficios, va a ser disponer de trabajadores formados”.

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña