Reparación | Qué indicios revelan que los discos de freno están desgastados o alabeados

Una vibración en el pedal, un chirrido agudo o un mayor recorrido del pedal son algunas de las señales a tener en cuenta.

SPG recuerda que estos dispositivos no suelen fallar de repente y presentan averías previas
SPG recuerda que estos dispositivos no suelen fallar de repente y presentan averías previas

Los discos de freno forman parte de los elementos que configuran el triángulo de seguridad de la conducción. Por ese motivo, es fundamental saber apreciar cuándo están desgastados e informar a los usuarios de en qué momento debe acudir al taller para revisarlos.

Con este fin, SPG publica un post en el que subraya que estos dispositivos no suelen fallar de repente, sino que es frecuente que haya averías previas o indicios que avisan de que no se encuentran en buen estado. No obstante, hay que recordar que los discos de freno se desgastan a los 60.000 km y que siempre es aconsejable revisar las indicaciones de los fabricantes.

Sin embargo, hábitos de conducción que produzcan el alabeado del disco (su doblez debido a los cambios de temperatura) pueden producir mayor desgaste, por ejemplo, por la entrada de agua de lluvia en los discos de freno durante la subida a un puerto de montaña, lo cual provoca un fuerte cambio de temperatura y una deformación de unos milímetros que llegue a curvar por completo este elemento.

Por otro lado, los indicios que señalan que los discos de freno no funcionan bien son la vibración del pedal (también puede ser por un desgaste de los rodamientos o una incorrecta alineación de las ruedas) o un chirrido agudo por la presencia de partículas de polvo metálico, pequeñas piedras, trozos de la pastilla por ser de mala calidad o pastillas que hayan alcanzado el límite de desgaste y rocen con la pieza metálica del disco y lo desgaste.

A esto hay que añadir que se perciba una reducción de la capacidad de frenada y se produzca fading (los discos o pastillas de freno superan el grado de temperatura óptimo debido a un abuso de su uso y pierden adherencia y capacidad de frenada). Asimismo, si aumenta el recorrido del pedal, las pastillas o los discos de freno están comenzando a desgastarse.

Cursos de Academia Infotaller

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña