Reparación | El futuro del recambio: ¿tamaño o agilidad?

La nueva movilidad forzará a los recambistas a adaptarse para seguir siendo competitivos.

Mesa redonda de grupos internacionales en el XXXII Congreso de Ancera
Mesa redonda de grupos internacionales en el XXXII Congreso de Ancera

Soluciones locales a un problema global o concentración paulatina de empresas para ganar tamaño. Este es el dilema al que se enfrentan las empresas de distribución de recambios, que necesitan adaptarse al nuevo escenario que imponen vehículos conectados, compartidos, eléctricos y autónomos.

De todo ello se ha hablado en la mesa redonda dedicada a grupos internacionales que ha tenido lugar en el XXXII Congreso de Ancera, que se está celebrando en Barcelona. Los ponentes, Juan Carlos Martín (ADI), Stephan Bens (ATR), Lluís Tarrés (Nexus / Serca), Gerald Foster (Global One) y Ran Ellengoben (Temot), han coincidido en que el mercado español tiene ciertas particularidades respecto al resto de Europa, pero el nuevo escenario afectará a todos los países y se impone la búsqueda de soluciones conjuntas.

La agilidad que da el pequeño tamaño

Juan Carlos Martín ha explicado que en España no existen grandes grupos de distribución de recambios. Algunas de las principales diferencias respecto a otros países son los tiempos de entrega excepcionalmente cortos y el pequeño tamaño de la mayoría de las empresas, que les confiere la agilidad suficiente para ser competitivos.

“No importa tanto el tamaño de la empresa”, afirma, “no es obligatorio ser grande para poder competir, lo importante es aportar valor a los clientes. Esto no quita que la concentración exista, pero no es garantía de éxito, a veces tiene sentido y otras no”, añade.

En la misma línea, Lluís Tarrés ha destacado que el mercado es global “y dependemos de operadores globales. No obstante, el mercado español es un poco diferente a otros, la estructura nacional está protegida, debido a que los distribuidores españoles son mucho más pequeños que otros, igual que ocurre en los talleres. Esto dificulta desarrollar negocios más grandes para competir”.

Innovar no debe asustarnos

Los ponentes han coincidido en que para adaptarse a los nuevos retos que vienen, la innovación es fundamental. Gerald Foster apunta que los integrantes de su grupo se están preparando para los nuevos modelos de vehículo. “Pero para poder seguir compitiendo necesitamos poder acceder a los datos del vehículo, así que tenemos que luchar por ellos. Hay que apoyar a Figiefa para conseguir una legislación justa”.

Por su parte, Juan Carlos Martín ha insistido en la necesidad de una innovación constante. “El sector ha ido cambiando a lo largo del tiempo, como cuando hubo que adaptarse a los sistemas OBD. Tenemos mejores sistemas que nunca, nuestra gente está preparada, tenemos especialistas en digitalización… La innovación no debe asustarnos, y compartir nuestra experiencia será un tanto a nuestro favor”, asegura. Y, en línea con Foster, añade: “Es fundamental tener un apoyo jurídico que nos avale”.

Colaboración para afrontar problemas globales

Pese a las diferencias entre países, los ponentes se han mostrado de acuerdo en que la problemática que les afecta es global. Así, Stephan Bens ha destacado que los desafíos son muy similares en toda Europa (retos del coche conectado, eléctrico…), por lo que ha instado a una mayor colaboración entre los grupos internacionales. “Los fabricantes de vehículos son nuestra competencia del futuro”, ha apuntado. “Debemos unirnos para competir con ellos y no entre nosotros”.

¿La concentración que viene?

Pese a las diferencias del mercado español, la concentración de empresas y la entrada de grandes consolidadores internacionales está en la mente de todos. Lluís Tarrés ha admitido que los grupos “poco podemos hacer ante los grandes consolidadores internacionales. Podemos ayudar a las empresas a subsistir, a competir, impulsarlas a crear sinergias entre ellas… Pero ante una oferta de un consolidador, no podemos hacer mucho”.

Bajo otro punto de vista, Gerald Forster ha explicado el caso alemán: “hay dos grandes empresas americanas que han hecho grandes adquisiciones, pero al mismo tiempo tenemos señales que este proceso no puede continuar de esta manera. En Alemania, hay dos empresas grandes cuya cuota conjunta no llega al 25%. Yo esto no lo considero concentración. Cada empresa de cada tamaño encontrará su hueco en el mercado”.

La importancia de no olvidar lo prioritario

Con todos los retos tecnológicos sobrevolando a recambistas y talleres, Ran Ellengoben ha instado a los presentes a no perder la perspectiva y el enfoque de su negocio. “Yo no me preocuparía demasiado por las cuestiones informáticas y la digitalización. Nuestro fuerte es otro (vender piezas y arreglar coches), no tenemos que convertirnos en tiendas de informática”, ha afirmado.

“Las innovaciones en los vehículos afectarán a distribuidores y talleres, es importante tener la mejor especialización para seguir compitiendo”, añadió. “Siempre hará falta vender piezas, lo importante es tener el asesoramiento adecuado para seguir haciéndolo en la nueva situación. Los datos del vehículo son muy importantes, pero no afectan necesariamente a todos los actores del mercado. Es importante saber dónde priorizar”.

Cursos de Academia Infotaller

Lo más

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña