Reparación | ¿Qué función tiene el conector OBD?

Las conexiones bluetooth y wifi conectan al coche ordenadores, tablets o smartphones para utilizar el sistema.

Desde 2018 es obligatorio monitorizar los coches matriculados a partir del 1 de enero de 2011
Desde 2018 es obligatorio monitorizar los coches matriculados a partir del 1 de enero de 2011

Los sistemas de diagnóstico a bordo (OBD) son dispositivos que conectan diferentes unidades del vehículo con un ordenador externo que permite verificarlas. Su creación en los años 80 tuvo como objetivo controlar los límites máximos de emisiones de los automóviles. Desde entonces se han desarrollado nuevos modelos (OBD II en 1996) más estrictos en dichos límites, según explica Loctite en un post que publica en su blohttps://blog.reparacion-vehiculos.es/g.

Asimismo, en Europa se creó el EOBD, una herramienta más sofisticada que exige que los repuestos sean de alta calidad y específicos para el vehículo y modelo.

Con todo ello, se creó la Directiva 98/69EG que obliga a los fabricantes a tener un puerto EOBD desde el año 2000 para motores gasolina, 2003 para los diésel y 2005 para los camiones.

El sistema también comprueba el estado de todos los sensores relacionados con las emisiones y, si algo falla, se enciende una luz de advertencia, además de registrarse el fallo y sus posibles causas.

Gracias a ello, los talleres tienen una fuente de información sobre lo que le puede ocurrir al vehículo, ya que para cada fallo hay un código asignado, una explicación y una solución.

Estos códigos se basan en el estándar SAE J2Q12 con 5 dígitos que comienzan por la letra Y. El primero puede ser: P (electrónica de motor y transmisión), B (carrocería), C (chasis) y U (no definido). El segundo indica la organización responsable de definir el dígito: 0 (SAE, código común a todas las marcas) y 1 (el fabricante del vehículo).

Por último, el tercero representa una función específica del vehículo: 0 (sistema electrónico completo), 1 y 2 (control del aire y combustible), 3 (sistema de encendido), 4 (control de emisión auxiliar), 5 (control de velocidad y ralentí), 6 (ECU y entradas y salidas) y 7 (transmisión).

El conector OBD suele estar a los pies del conductor, debajo del volante, en la caja de fusibles, cerca del cenicero, en la guantera central o bajo el asiento del copiloto. Actualmente, son las conexiones bluetooth y wi-fi que conectan al coche dispositivos como un ordenador, una tablet o un smartphone para utilizar el sistema.

Por otro lado, la posible integración generalizada de sistemas remotos de diagnóstico podría suponer el fin de la instalación de puertos EOBD en los nuevos modelos. Con ello, los fabricantes podrían blindar el acceso al vehículo, señala el artículo, y evitar toda manipulación externa.

Sin embargo, los conectores OBD o EOBD abiertos y accesibles permiten a los establecimientos independientes diagnosticar con sus equipos de forma ágil. En caso contrario, se debe hacer diagnóstico, sincronización y ajuste del sistema de forma remota a través del servidor del fabricante.

Desde mayo de 2018, es obligatorio monitorizar los vehículos matriculados a partir del 1 de enero de 2011 (y en el caso de los industriales, a partir del 1 de enero de 2014) con un equipo de análisis EOBD que verifica la no manipulación de los sistemas de anticontaminación y de seguridad.

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña