Reparación | Cómo detectar que el vehículo consume refrigerante

Ante una avería de este tipo es posible que el líquido se esté mezclando con el aceite.

El líquido refrigerante ayuda a que el motor no sufra un recalentamiento.
El líquido refrigerante ayuda a que el motor no sufra un recalentamiento.

El consumo de refrigerante es un problema grave para el vehículo. El motor de un coche cuenta con un sistema de refrigeración que le permite funcionar a una temperatura óptima. Este sistema debe estar sellado, por lo que si los niveles bajan hay que acudir a un taller, según explican desde Centímetros Cúbicos.

La pérdida de líquido refrigerante es, para los usuarios, una de las averías más costosas, ya que normalmente implica que esté afectada la junta de la culata, cuya reparación ronda los 1.000 euros.

Para comenzar la reparación, el profesional mecánico debe comprobar si existen fugas en el circuito que puedan proceder de juntas o manguitos en mal estado.  Si no existen, implica que el vehículo lo consume y el líquido se está mezclando con el aceite motor, lo cual es una de las averías más complejas de solucionar para el taller.

Comprobar si ambos elementos se están mezclando es relativamente fácil ya que, en el depósito del refrigerante, podrán apreciarse manchas flotando. Por otro lado, el tapón del aceite también presentará manchas producidas por la mezcla de ambas sustancias calientes.

Es recomendable no circular con vehículos en los que se den este tipo de problemas, ya que su uso continuado puede acabar por romper el motor por completo y generar una avería más cara.   

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña