Reparación | Tirones en el embrague, ¿fallo humano o mecánico?

El mál funcionamiento a la hora de engranar una marcha puede descubrir una mala reparación previa.

El embrague es uno de los componentes con mayor vida útil
El embrague es uno de los componentes con mayor vida útil

Las explicaciones confusas son el día a día de los talleres de reparación. Muchos son los clientes que a la hora de explicar su problema no saben cómo hacerlo. Uno de los más habituales son los ‘tirones en el embrague’. Es un fallo muy común que puede derivar de un desgaste de las piezas o de una mala reparación previa.

En este caso, al cambiar de marcha el vehículo no lo hace de forma suave, es decir, que el embrague se queda bloqueado o ‘enganchado’ a medio camino y no conecta la siguiente velocidad del vehículo. Según explican desde Autingo, se suele percibir por las sacudidas del vehículo o vibraciones.

Las causas que generan este fallo pueden ser varias y pueden desembocar en averías severas si no se trata a tiempo. Al ser un elemento que entra en contacto con varias partes, el error no puede ser únicamente del embrague, sino que también puede estar causado por un ajuste deficiente del motor, el desgaste del soporte del motor o la caja de cambios, así como de unos discos de embrague mal equipados.

Del mismo modo, se puede deber a que los forros estén manchados de aceite o grasa, lo que podría indicar que la junta del motor esté dañada, que haya una fuga en el sistema de accionamiento hidráulico; o que haya contaminación en las superficies de contacto por un manejo incorrecto.

Por otro lado, desde Autingo señalan otras causas fruto de un error humano a la hora de montar las piezas. Es el caso de que el cubo estriado presente daños (porque el eje de accionamiento y el cubo de embrague se juntaron a la fuerza durante el montaje o por el excesivo movimiento angular durante el montaje de la caja de cambio); una carcasa deformada (los tornillos de fijación no se apretaron de manera correcta durante el montaje o porque el plato de presión no está centrado correctamente en el volante de inercia) o ballestas deformadas (que la técnica de contraapoyo fue incorrecta al atornillar).

Cursos de Academia Infotaller

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña