Reparación | Requisitos para poder cambiar placas de matrícula en el taller

Esta actividad requiere de la autorización por parte del fabricante titular de la homologación.

¿Cómo puede mi taller manipular las placas de la matrícula?
¿Cómo puede mi taller manipular las placas de la matrícula?

Manipular las placas de la matrícula es una actividad que está reglamentada y que necesita de una autorización previa para llevarse a cabo por un taller de reparación. Una vez que se dispone del permiso como "manipulador", es decir, se cuenta con la autorización del fabricante para realizar las operaciones de grabado pertinentes, es fundamental proceder a esta operación de homologación teniendo en cuenta una serie de puntos que indica Fevauto Valencia (la Asociación de Talleres de Reparación de Vehículos de la Provincia de Valencia) en su web.

En primer lugar, es obligatorio que el centro de reparación disponga de la autorización del manipulador de placas a nombre de la razón social que explota la actividad, que debe estar cuñado por la DGT, y facturar las placas. Asimismo, es obligatorio registrar las placas emitidas en un libro oficial (también papiro) y contar, al menos, con una fotocopia del certificado de registro.

El libro oficial será proporcionado por la prefectura provincial de tráfico, después de la tramitación correspondiente del expediente, acreditando la documentación y los requisitos establecidos.

Hay que tener en cuenta que, si desde que se adquirió la máquina troqueladora se ha cambiado el nombre del taller, hay que comprobar que la autorización del manipulador del fabricante lleva el nombre actual de la razón social.

Finalmente, es imprescindible que en el registro industrial del taller figure la subespecialidad de troquelado de placas.

Acerca de la responsabilidad, esta recae en la persona que ha hecho la placa. Este profesional se hace cargo de las obligaciones que asume y, por lo tanto, es quien debe tomar las medidas para cumplir con los requisitos y evitar cometer errores.

Algunas de las posibles irregularidades que deben evitarse para no enfrentarse a una sanción son la emisión de matrículas sin tener el Libro de registro y registro de la DGT, hacer placas habiendo agotado el libro y no haber solicitado uno nuevo, utilizar un libro que no corresponda al código del manipulador del aparato/empresa, omitir inscripciones de registro en el libro Registro y emitir matrículas sin necesidad de presentar el certificado de registro o sin identificar al comprador. En este caso, se recomienda mantener al menos una fotocopia del permiso de tráfico y copia del DNI de la persona solicitante.

Como consejos básicos, es importante recordar que, cuando se hace una placa de matrícula, hay que cumplimentar correctamente los datos del registro en el libro de matrículas; y se aconseja guardar una fotocopia del DNI de la persona física, o NIF y DNI cuando es jurídica, así como una copia del permiso de tráfico.

En el caso de los conductores, es importante advertir que la manipulación de la placa de la matrícula conlleva una sanción de 6.000 euros y 6 puntos, y circular sin placa o llevarla de forma ilegible, de 200 euros, según la DGT.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña