Reparación | Desinfectar el coche y revisar los frenos, medidas de seguridad tras el coronavirus

Aeca-ITV colabora con la Administración en la elaboración de un Plan de Arranque para poner a punto los vehículos de vuelta a la rutina.

Consejos para poner a punto el vehículo tras el coronavirus
Consejos para poner a punto el vehículo tras el coronavirus

Los talleres saben que el vehículo es un elemento de primera necesidad y se preparan para atender muchas revisiones y mantenimientos tras el estado de alarma, pues un alto porcentaje de la población necesitará su coche para los desplazamientos del día a día; y la conducción no se hará esperar cuando se recupere la normalidad post cornavirus.

Desinfectar el coche se convertirá en la primera medida a poner en práctica al volver a subirse al vehículo. Tanto las puertas, como el volante, los sillones, alfombrillas, el elevalunas... Así lo recomienda la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos (Aeca-ITV). Hay muchos talleres que ya ofrecen este servicio, el cual se acentuará con la vuelta a la rutina. Además, se recomienda que los propios conductores previamente lo limpien con agua y jabón, así como productos de limpieza con un 70% de solución alcohólica.

Los profesionales de Aeca ITV recuerdan también la obligatoriedad de realizar la inspección técnica del vehículo si la misma ha caducado durante el estado de alarma y anuncian la elaboración de un Plan de Arranque para colaborar con la Administración en la vuelta a la normalidad. Aunque los conductores crean tener la certeza de que su coche funciona a la perfección, es importante que los profesionales del taller presten atención a ciertos elementos.

  • La batería: uno de las mayores averías que se dan al mantener el coche inactivo es la descarga de la batería. Una solución rápida para el conductor antes de asistir al taller es buscar ayuda en otra batería para arranchar, para poder asistir hasta el taller.
  • Los frenos: es importante comprobar que no haya sufrido fugas. El conductor debe comprobarlo encendiendo el motor y pisando el freno unos segundos, el pedal debe mantener su posición si está en buenas condiciones. 
  • Revisión rutinaria: hay que comprobar que los niveles de líquido son los correctos, el estado de las correas, comprobar los manguitos y también el sistema de alumbrado. En cuanto a los líquidos, se trata del líquido de frenos y limpiaparabrisas, refrigerante y aceite de dirección. 
  • Los neumáticos: después de varios días sin movimiento, hay que asegurar que la presión es la correcta y el neumático presenta los valores de circulación y carga recomendados.

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña