Reparación | A. Ávila (Cetraa): “Necesitamos ‘electromecatrónicos’ para encarar la modernización del taller”

Que la formación es clave en el proceso de adaptación a los cambios en la automoción quedó patente en el webinar de Asepa, donde la secretaria general de Cetraa apeló a las autoridades a fomentar la actividad de la reparación porque es "pura economía circular".

La secretaria general de Cetraa, durante su intervención en el webinar
La secretaria general de Cetraa, durante su intervención en el webinar

Los cambios estructurales en los talleres de reparación de automóviles vienen obligados por el cumplimiento de normativas cuyo principal objetivo es la reducción de emisiones. Según Ana Ávila, secretaria general de la Confederación Española de Talleres de Reparación de Automóviles y Afines (Cetraa), se trata de “cumplir con los compromisos internacionales en la lucha contra el cambio climático para alcanzar, antes de 2050, la neutralidad climática y la plena descarbonización de la economía con un sistema eléctrico totalmente renovable”.

En el webinar de Asepa 'Cambios estructurales en los talleres de reparación de automóviles por efecto de las nuevas tecnologías', celebrado este jueves, que contó con la intervención de Juan Carlos García, director técnico de Conepa; José María Cancer, director general de Cesvimap, y Vicente de las Heras, director de ventas, equipos taller y asistencia técnica de Robert Bosch España (patrocinador), Ávila instó a las autoridades nacionales y autonómicas a apoyar la reparación de vehículos como “primera opción” para disminuir las emisiones y mejorar la calidad del aire frente a la sustitución del vehículo, “cuando esta opción no sea viable por diferentes causas”. Asimismo les reclamó para que fomenten esta actividad así como la correcta gestión de sus residuos. “La renovación del parque es necesaria, pero también lo es fomentar la reparación, ya que esta es pura economía circular”, recalcó.

Conectividad y digitalización, oportunidades de negocio

Dentro de la situación actual de transformación que sufre el sector de la automoción y de la posventa, el taller, como parte de ella, debe estar preparado. En opinión de la secretaria general de Cetraa, “el cambio será progresivo y es necesario preparar a las empresas y al personal para ese cambio, adaptarse a las nuevas tecnologías y tener acceso a la información técnica, a la conectividad, digitalización y formación”.

De hecho, la conectividad y la digitalización pueden ser, según Ávila, una oportunidad de negocio para el taller: “El diagnóstico estará en la red y el taller tendrá que darse ese valor para no perder esa cuota de mercado”, dijo.

Una herramienta muy útil relacionada con la digitalización con la que cuentan los centros de reparación es el Librotaller, una plataforma desarrollada por la Confederación en colaboración con la Dirección General de Tráfico (DGT), que permite a todos los talleres españoles registrar en los servidores de la DGT las acciones de mantenimiento y reparación realizadas sobre los elementos de seguridad del vehículo. Entre sus ventajas, Ávila subrayó que “ayuda a mejorar la seguridad vial y el medio ambiente, facilita la actividad del taller y disminuye los fraudes”.

Formación adaptada a las nuevas tecnologías

En lo que se refiere a la formación, otro de los asuntos planteados en el webinar, la portavoz de Cetraa aludió a que desde las confederaciones de talleres “se está trabajando para que el Ministerio de Educación y Formación Profesional actualice los temarios de FP conforme a las nuevas realidades”. Es decir, que tengan en cuenta temas como las nuevas motorizaciones, el vehículo eléctrico e híbrido, el acceso a la información técnica, la diagnosis, los nuevos materiales y técnicas de reparación en carrocería, el uso de ADAS, la gestión eficiente del taller o la puesta al día de la formación de los profesores.

“Necesitamos ‘electromecatrónicos’ para encarar la modernización del taller”, recalcó Ávila aludiendo a un perfil de un mecánico experto en electrónica y con dominio de la informática, el inglés o componentes como los sensores, sin olvidar los temas clásicos de la reparación.

Asumir todas estas habilidades y gestionar adecuadamente las nuevas tecnologías redundará en una serie de ventajas para el taller del futuro, como estas que resume la portavoz de Cetraa: “información de los datos del vehículo fiable y accesible a través de la nube e internet; más exactitud y menos desgaste de componentes; reparaciones más rápidas y que exigen menos trámites, y mayor seguridad y protección de los pasajeros”.

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña