Reparación | "Anticiparse, mentalizarse, equiparse y formarse" ante el reto del coche eléctrico

Cesvimap ha organizado un webinar para aclarar las dudas de los profesionales sobre la llegada de este tipo de vehículos.

"Anticiparse, equiparse y formarse", claves para la supervivencia del taller ante el coche eléctrico
Manuel Berrón, del área de Vehículos / Especialista en la reparación de vehículos electrificados

"Anticiparse, mentalizarse, equiparse y formarse", estas son las cuatro claves que van a asegurar la permanencia de los talleres independientes y mecánicos ante la llegada del vehículo eléctrico. Esta es una de las conclusiones del webinar organizado por Cesvimap sobre "El vehículo eléctrico, ¿será el fin de mi taller?".

Este mensaje ha sido manifestado por Sandra Pérez, técnica del departamento de Movilidad CASE, en un encuentro que ha tratado de responder a las principales dudas planteadas por los centros a la hora de reparar este tipo de coches, afirmando también que "el taller independiente rotundamente no desaparecerá, siempre y cuando se adapte al vehículo eléctrico".

En la jornada virtual también han participado Rodrigo Encinar, responsable del departamento de Movilidad CASE (Connected / Autonomous / Shared / Electric); Juan Carlos Hernández y Juan Rodríguez, técnicos del departamento de Movilidad CASE; y Manuel Berrón y Benjamín Martín, del área de Vehículos / Especialista en la reparación de vehículos electrificados.

En un escenario con vistas a diez años, los coches convencionales convivirán con un número creciente de vehículos eléctricos e híbridos, así como con otras alternativas de propulsión; esto convierte en innegable la electrificación de parque, pero de forma progresiva, por lo que los talleres deben ir adaptándose a estas exigencias y formar a los equipos para las necesidades de reparación y mantenimiento.

En cuanto a los vehículos híbridos, Rodrigo Encinar, ha señalado que no todos son iguales, ni para el consumidor ni para los talleres, siendo aún más complicado para los centros de reparación, ya que las necesidades y precauciones de manipulación varían, lo que hace más importante la formación en esta materia.

Entre las medidas de prevención que deben tener en cuenta, el experto señala comenzar por evaluar la operación mecánica a realizar, para saber si entraña o no un riesgo eléctrico. Será necesario, por tanto, poner el vehículo fuera de tensión y desconectar el sistema de alta tensión del resto de elementos. Otra medida es señalizar el coche y la zona de trabajo, de forma que otros operarios no intercedan y no ocurra ningún incidente.

Una de dudas dudas que se plantean además desde los talleres de chapa y pintura es si conllevará algún cambio el pintar un vehículo eléctrico. El profesional Juan Rodríguez ha explicado que cuando el coche llega al área de pintura, ya ha pasado por el de carrocería, por lo que los trabajadores se encontrarán con un vehículo fuera de tensión, seguro para su manipulación.

Asimismo, ha señalado que, pese a que en algunos manuales técnicos se recomienda desmontar la batería y otros componentes de alta tensión para el repintado del vehículo, las pruebas de monitorización de Cesvimap han confirmado que la batería coge menos temperatura en estas operaciones que en otras circunstancias como al sol, con altas cargas o en circulación. Lo recomendable es que los coches se mantengan en cabina aproximadamente 30 minutos a una temperatura de 60°C para evitar posible degradación de los componentes, según advierten los fabricantes.

En definitiva, el futuro del taller pasa por la adaptación al vehículo eléctrico, incorporando nuevos modelos de negocio, que para Rodrigo Encinar, pueden estar relacionados principalmente con el mantenimiento de las baterías.

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña