Neumáticos | SmartCity AU04+, el primer neumático de Hankook para autobuses eléctricos

Presenta un índice de carga mayor y un desgaste especialmente uniforme.

También es apto para su empleo en autobuses urbanos convencionales
También es apto para su empleo en autobuses urbanos convencionales

El fabricante asiático de neumáticos Hankook se suma a la creciente necesidad de soluciones de neumáticos para autobuses urbanos eléctricos. De este modo, ha presentado el SmartCity AU04+, su primer neumático dirigido a autobuses de propulsión eléctrica, que asimismo es apto para su empleo en autobuses urbanos convencionales. 

Estos vehículos suelen ser más pesados que los autobuses convencionales por su acumulador de energía. Por ello, el SmartCity AU04+ en la medida 315/60 R 22.5 también cuenta con un índice de carga mayor (154/148J, 156/152F), lo cual equivale a un peso de 8 toneladas por eje. Para reducir lo máximo posible la pérdida de energía de las baterías, el neumático también se caracteriza por una resistencia muy baja a la rodadura.

Un neumático para autobuses debe soportar además un gran esfuerzo en el tráfico urbano de parada y arranque mientras garantiza un uso seguro. De este modo, en el desarrollo del nuevo producto Hankook ha prestado especial atención a una anchura y estructura adecuadas de los hombros, garantizando así un desgaste especialmente uniforme.

Durante el desarrollo del nuevo neumático para autobuses también se prestó atención a una gran capacidad de tracción y de frenado, especialmente también en superficies mojadas. La banda de rodadura del SmartCity AU04+ como neumático para todas las estaciones también es idonea para invierno.

El elevado kilometraje se asegura, entre otras cosas, con una nervadura en zigzag optimizada que garantiza una mayor firmeza de los bloques mediante la modificación de su orientación. Los arranques y paradas constantes en el tráfico urbano fuerzan en gran medida y de forma irregular a los neumáticos para autobuses. 

El SmartCity AU04+ cuenta también con un flanco más reforzado conforme al aspecto de seguridad, el cual protege al neumático de los daños por el contacto con los bordillos a menudo inevitables en el tráfico urbano.

Klaus Krause, director del Centro de Investigación y Desarrollo Europeo, explica: "En comparación con los motores de combustión convencionales, un motor eléctrico es capaz de proporcionar todo el par de giro de inmediato. El vehículo y, por lo tanto, también los neumáticos reaccionan como consecuencia más rápido a la velocidad o a las condiciones cambiantes de la carretera. Por lo tanto, las exigencias para el neumático para vehículos eléctricos son consecuentemente mayores. Mediante el elevado nivel de agarre evitamos un desgaste irregular del neumático sin renunciar a un kilometraje óptimo".

Además, la estructura de moléculas mejorada del nuevo compuesto para la banda de rodadura "hace al neumático claramente resistente al calor, contribuyendo por lo tanto también a una vida útil mayor", añade Krause.

­

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña