Noticia remitida | La pandemia golpea con dureza al negocio del transporte de vehículos

La pandemia golpea con dureza al negocio del transporte de vehículos
La pandemia golpea con dureza al negocio del transporte de vehículos

El sector automovilístico ha sido duramente golpeado en muchos ámbitos durante la crisis sanitaria del último año. El transporte de coches no ha sido una excepción y este negocio ha visto decrecer el número de usuarios que contratan sus servicios notablemente.

Las claves de por qué ha perdido fuerza este negocio

En primer lugar y como causa más importante para que menos personas hayan necesitado recurrir al transporte de vehículos nos encontramos con las restricciones que se han impuesto para frenar la situación epidemiológica. Por encima de todas ellas, la restricción de movilidad, tanto entre comunidades como entre provincias, además de con otros países, ha hecho que los traslados se reduzcan y, por lo tanto, también la necesidad de trasladar nuestro vehículo a cualquier lugar por cualquier motivo, dado que una de las principales razones para hacerlo eran los viajes de los usuarios. Este año, hemos pasado más tiempo en casa y cuando hemos salido ha sido, generalmente, por nuestra propia localidad.

Por otra parte, también influye la crisis económica que estamos atravesando a consecuencia del virus. Los ingresos de las personas, en muchos casos, se han visto considerablemente afectados ante los cierres de negocios, temporales o definitivos, por lo que se ha empezado a recortar en todo aquel gasto que no sea completamente imprescindible. Ante la imposibilidad o la alta dificultad para enfrentarse a los gastos que son necesarios, como la vivienda, la luz, el agua o la comida, todo aquello que sea por ocio o que se pueda evitar, ha quedado relegado.

La compra de vehículos también se ha reducido

Vehículos.
Vehículos.

Durante este año, la compra de vehículos también ha caído en picado, principalmente por los mismos motivos que el transporte de los mismos. La gente no ha salido de sus municipios en la mayoría de casos y, con la llegada del teletrabajo, ni siquiera han utilizado el coche para el mismo número de desplazamientos que hacían habitualmente antes del coronavirus.

Esto es algo que ha afectado tanto a los concesionarios como a los particulares, ya que la compra venta de vehículos usados también se ha visto afectada con esta situación.

No obstante, hay que resaltar que quienes disponen de un vehículo propio han optado por utilizarlo mucho más que antes, sustituyendo el transporte público para evitar contactos y las aglomeraciones que se pueden llegar a dar en hora punta. Para cualquier desplazamiento corto o largo, si se ha tenido la posibilidad, se ha utilizado el vehículo particular y, en la mayoría de casos, intentando evitar compartirlo con personas no convivientes o viajando únicamente con aquellos pertenecientes al círculo de personas habituales, como compañeros de trabajo que se han puesto de acuerdo para ir juntos una vez que han vuelto a trabajar de forma presencial.

A pesar de estos datos, los concesionarios y los trabajadores relacionados con el sector del motor quieren ser optimistas, y lo cierto es que con el aumento en el uso de los coches particulares, se puede prever que, cuando la situación termine por mejorar y la normalidad vuelva, especialmente cuando se pueda volver a viajar, habrá un boom de personas que se decidan a comprar un vehículo. Sobre todo, porque es también previsible que, al menos al principio, se mantenga la cautela a la hora de relacionarse con otras personas y, por lo tanto, tener una forma segura de moverse será una gran opción.

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña