Noticia remitida | Madrid-Santander en coche eléctrico por menos de 5 euros

La autonomía del coche eléctrico ya permite realizar viajes largos en carretera.

Nissan Leaf
Nissan Leaf

¿Es suficiente la autonomía de un coche eléctrico para poder hacer un viaje entre Madrid-Santander por menos de 5€? ¿Realmente es posible conseguirlo? Este es el reto que se ha propuesto Juan Ochoa, de EVPro. Cogió un Nissan Leaf y se lanzó a la aventura.

Se trata de un vehículo que viene equipado con una batería de 40 kWh que homologa 270 km de autonomía con llanta de 17’’. El objetivo era poner a prueba el rendimiento de esa batería y determinar si se podría hacer un solo viaje de unos 400 km con tan solo una recarga.

¿Queréis saber si consiguió su objetivo? Seguid leyendo.

La aventura de Juan Ochoa viajando desde Madrid a Santander con un coche eléctrico

Lo primero que tenemos que considerar es que el consumo de un coche eléctrico se ve incrementado de una manera importante cuando hacemos el viaje por autopista, ya que se necesita circular a velocidades más elevadas.

Con la batería completamente cargada, teniendo los neumáticos en buenas condiciones y con presiones correctas, Ochoa se lanzó a esta aventura con su familia. El reto era exigente, y es que el coche iba muy cargado, con 4 ocupantes y familiares.

Por supuesto, el viaje lo tenía completamente organizado: los puntos de recarga los tenía completamente visualizados, pero, por lo que pudiera pasar, utilizó varias aplicaciones para tener todavía más control. Además, también tuvo la ayuda de la aplicación por excelencia a la hora de viajar, Google Maps.

El primer tramo del recorrido consistía en bajar y subir por el Puerto de Navacerrada, y sería el momento en el que harían la primera parada. Se desviaron en la Granja de San Ildefonso (Segovia), para hacer una recarga improvisada en un eco-parking.

La segunda parada oficial fue en Burgos, en el kilómetro 240. Allí recargaron de forma gratuita en el concesionario Nissan de Burgos y ya solo restaban 140 km para alcanzar el destino. Aprovecharon para hacer una recarga de 20 minutos. Fue entonces cuando tuvieron un problema: saltó una luz naranja que instaba a reducir la velocidad, ya que el coche se estaba calentando. Las dos recargas rápidas no le sentaban bien al coche. Redujeron la velocidad y pudieron seguir, sin perder la vista del termómetro. En plena subida del puerto de Tornos tuvieron que enfrentarse a otro calentón de la batería, algo bastante lógico teniendo en cuenta lo exigente que resulta este camino. A una velocidad muy reducida consiguieron hacer los últimos kilómetros hasta terminar el puerto de Tornos. Por fin tuvieron que terminar el trayecto, y tan solo les costó 4,60€ el viaje.

La conclusión de Ochoa sobre el viaje es muy satisfactoria: asegura que la sensación es casi la de viajar en AVE, de relax, silencio y paz, consiguiendo un espacio libre de vibraciones y de cualquier otro elemento que pudiera causar incomodidad.

En definitiva, ya es posible hacer un viaje desde Madrid-Santander en un coche eléctrico, pero en unas condiciones que no son ideales, teniendo que planificar los puntos de recarga.

Cursos de Academia Infotaller

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña