Recambios | Doga tiene nuevo dueño

El fondo de inversión Nazca Capital aquiere el 100% de las empresas del grupo, incluida su empresa de aftermarket en España, Doga Parts, que mantiene su equipo y estructura actual.

Doga tiene nuevo dueño
A nivel operativo, nada ha cambiado hasta el momento en Doga Parts con esta operación

Grupo Doga, del que forma parte su empresa de aftermarket en España Doga Parts, ha vendido el 100% de todas sus sociedades, incluido el equipo directivo, a Nazca Capital, empresa especializada en inversión de capital privado en pymes españolas no cotizadas.

La adquisición se ha realizado a través de una nueva línea de negocio, Nazca Opportunities, destinada a inversiones de más de 100 millones de euros en distintos sectores, y cuyos inversores son family offices e inversores institucionales nacionales e internacionales.

A nivel operativo, nada ha cambiado hasta el momento en Doga Parts con esta operación, según asegura Jordi Llobet, su gerente, a Infotaller. "La venta asegura la continuidad y seguimos con la misma independencia en el funcionamiento de la empresa", explica el directivo, que reconoce que al alternativa de una venta del grupo se consideró la mejor opción ante el deseo sus dueños, la familia García-Coma, de no seguir al frente.

La empresa matriz del grupo, Doga, S.A., fue fundada en Barcelona en el año 1958 y está especializada, entre otros productos, en soluciones limpiaparabrisas para grandes vehículos industriales como excavadoras, tractores, autobuses, trenes o camiones, para los que la compañía diseña y fabrica tanto las motorizaciones eléctricas como los brazos limpiaparabrisas.

En este sector, Doga es un líder mundial, con una cuota de mercado estimada de más del 40%. Más del 95% de sus ventas provienen del extranjero, siendo Estados Unidos su principal mercado, con cerca del 20% de las ventas del Grupo. A su vez, Doga complementa su negocio principal con el diseño y fabricación de una amplia variedad de depósitos de expansión, recuperadores, hidráulicos o de refrigeración, con claras aplicaciones para la movilidad sostenible.

La compañía cuenta con más de 1.000 empleados y plantas productivas en España, Italia, Marruecos y China, así como presencia comercial en Estados Unidos, Brasil, India y México, con ventas en más de 80 países. En los últimos años, Doga ha tenido un importante crecimiento, pasando de 100 millones de euros de ventas en 2019 a cerca de 150 millones de euros de ventas estimadas en 2022, año en el que espera alcanzar más de 17 millones de euros de EBITDA.

La entrada de Nazca en el capital de Doga tiene como objetivo impulsar un ambicioso plan de crecimiento internacional, reforzando su posición en Estados Unidos, Brasil o China, y consolidando mercados estratégicos como el de Corea y Japón, así como promover sus actividades de I+D con el lanzamiento de productos innovadores en sectores de alto crecimiento como la motorización de paneles solares, la movilidad eléctrica o la agricultura de precisión. Dentro de este plan de negocio, la compañía no descarta acelerar su crecimiento a través de adquisiciones, buscando sobre todo complementariedad tecnológica y nuevas aplicaciones para motorizaciones eléctricas.

El proyecto continuará liderado por el consejero delegado de Doga, Jordi Miró, que se mantendrá al frente de la gestión junto con un sólido equipo directivo. "Estamos muy ilusionados con esta nueva etapa en la que, de la mano de Nazca, esperamos continuar con los éxitos empresariales alcanzados junto a la familia Garcia-Coma en los más de 60 años de historia de la compañía", ha asegurado Jordi Miró.

Por su parte, Carlos Carbó, consejero delegado de Nazca Capital, ha afirmado que “el proyecto de Doga encaja perfectamente con la estrategia de inversión de Nazca, por su carácter de compañía familiar, un sólido equipo directivo, posicionamiento de liderazgo y un objetivo de crecimiento ambicioso”.

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña