Electromecánica | Cómo verificar con nitrógeno una fuga de aire acondicionado en un BMW 318D F31

FR Motor Sevilla explica en un nuevo vídeo cómo es el proceso de búsqueda de una pérdida de gas y cómo comprobar el origen de la avería.

El procedimiento de comprobación de fuga de aire acondicionado llevado a cabo por FR Motor Sevilla en un BMW 318D F31 requiere una bombona, reductor y dos manómetros. El técnico advierte que es peligroso el manejo de la bombona de nitrógeno, ya que “si se introduce demasiada presión sin control, se puede reventar la tubería, la válvula de sobrepresión del compresor, el evaporador por dentro y hasta el salpicadero”.

Hay que tener en cuenta que el circuito va a un máximo de 20 bares, que es el nivel que “suele cortar el presostato o sistema automático para evitar que reviente por sobrepresión”, dice. Por ello lo que hay que hacer es subirlo, mantenerlo y ver que la presión se mantiene.

Si se igualara la presión de la bombona y la que hay dentro del circuito, que es cero, el circuito reventaría. De ahí que sea necesario el reductor. En primer lugar se conecta el manómetro con el reductor cerrado y después se abre este para introducir presión al circuito.

Después de someter al circuito de aire acondicionado a esta prueba, el técnico verifica que hay una fuga causada por un agujero tras el golpe de una pieza suelta del parachoques. Tras cambiar el condensador y cargarlo, vuelve a hacer la prueba de la presión. Si tras 15 o 20 minutos no se pierde gas, estaría todo correcto.

A continuación, con la estación de carga, hay que hacer vacío en el circuito e introducir a continuación los 550 gramos de gas que necesita el circuito en este vehículo.

Lo más / Electromecánica

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña