Electromecánica | ¿Qué proceso debe seguir la limpieza del carburador con un spray?

Loctite aconseja realizar una adecuada limpieza de estos dispositivos para un buen funcionamiento los motores de gasolina.

La limpieza es un proceso metódico que exige conocer bien los componentes del dispositivo
La limpieza es un proceso metódico que exige conocer bien los componentes del dispositivo

El carburador, componente de los motores de gasolina, tiene como objetivo mezclar el aire y el combustible con eficacia. Sin embargo, en los vehículos de última generación, ya no se instala porque se consigue una mezcla más precisa con el control electrónico del funcionamiento de los inyectores.

No obstante, en el parque automovilístico español existen multitud de automóviles equipados aún con este sistema, por lo que continúa siendo útil, explica Loctite en un post que publica en blog, el uso de sprays limpiacarburadores.

Si estos elementos están sucios o mal regulados puede restar potencia, ocasionar pequeñas explosiones, un ralentí inestable, tirones o aumento del consumo de combustible, entre otros. Por ello, requiere una calibración precisa y asegurar un mantenimiento adecuado.

En cuanto a la limpieza de este elemento, es un proceso metódico en el que hay que conocer al detalle sus componentes y ajustes. Además, el artículo indica que este proceso suele realizarse con el componente montado en el vehículo con un spray limpiacarburadores.

Para ello, con el motor apagado, se desmonta el filtro de aire y su carcasa, y se protege el entorno de la zona a tratar para evitar que el spray deteriore otros componentes, sobre todo el interior del carburador, para evitar la entrada de residuos dañinos en el motor, además de las precauciones para el profesional (gafas, guantes, etc.).

El exterior del carburador se impregna con él, rociando todas las piezas, incluidos los elementos de ajuste. A continuación, se deja actuar el producto y se pasa un cepillo, una brocha o aire a presión por las zonas con más suciedad. Para el interior del carburador, tras retirar la protección, hay que rociar con el spray.

Después se quitan las protecciones y se arranca el vehículo, teniendo cuidado con las correas y otros elementos móviles para evitar atrapamientos que pongan en riesgo la integridad del técnico.

Asimismo, es necesario realizar pequeñas pulverizaciones en el interior del carburador mientras se acelera y desacelera hasta alcanzar el grado de limpieza deseado. El automóvil debe dejarse al ralentí unos minutos para que se seque el spray y calibrar el carburador con el fin de ajustar el ralentí del vehículo hasta encontrar el punto óptimo que permita una carburación adecuada.

Finalmente, se apaga el motor, se instala la caja del filtro de aire y se monta el filtro de aire. Es aconsejable llevar a cabo una prueba en carretera durante 20 o 25 minutos hasta que el vehículo alcance su temperatura ideal de funcionamiento.

Lo más / Electromecánica

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña