Electromecánica | Cómo realizar un correcto par de apriete de culatas

Las tablas de pares de apriete facilitan el cálculo a los profesionales del taller en este tipo de tareas.

El apriete debe llevarse a cabo con una llave dinamométrica
El apriete debe llevarse a cabo con una llave dinamométrica

El par de apriete de un perno o tornillo es la fuerza aplicada en el extremo de un brazo o palanca para conseguir una precarga determinada sobre un conjunto roscado. Para averiguar cuál es el adecuado para cada tornillo, Loctite explica en un post que publica en su blog que existente diferentes variables: lubricación, tamaño (métrica), material y calidad del tornillo (dureza) y material del elemento sobre el que se va a trabajar.

En el caso de los tornillos lubricados, estos necesitan un par de apriete menor que los secos, ya que el coeficiente de fricción es menor entre las superficies y se necesita menos fuerza para alcanzar la fuerza axial requerida.

Uno de los elementos de unión más importantes en un vehículo, y cuyo par de apriete debe estar controlado, son los tornillos de culata. En la actualidad, dado que los fabricantes utilizan tornillos específicos, no requieren un reapriete periódico, pero conviene tener una tabla de pares de apriete de culatas a mano por si hay que desmontar la culata o sustituir los tornillos.

Para facilitar su cálculo, los fabricantes ofrecen tablas simplificadas para tornillos de paso métrico usados en el anclaje de la culata según la marca, el motor y las características del vehículo. Asimismo, es importante efectuar el apriete de forma correcta con una llave dinamométrica (llave de torsión o torquímetro).

Además, existen distintas modalidades de apriete de elementos roscados: por límite de fuerza predefinida (tensa el tornillo dentro de los límites elásticos del mismo; es reversible cuando la fuerza deja de actuar y permite reutilizar los tornillos) y por fuerza más apriete angular (sobrepasa el límite elástico del tornillo y este se deforma permanente, pero prescinde del reapriete periódico).

No obstante, el artículo indica que los tornillos de culata se pueden fijar por la combinación de ambos tipos junto con adhesivos anaeróbicos de alta resistencia en piezas sometidas a vibraciones y variaciones térmicas.

Por otro lado, los expertos de Loctite indican que un par de apriete excesivo en el anclaje de la culata implica una sobretensión en los tornillos, lo cual puede provocar un riesgo de ruptura del elemento de unión. Pero si es escaso, el anclaje puede quedar flojo y desenroscarse con el tiempo.

Finalmente, Loctite subraya la importancia de que el taller siga las instrucciones y valores estipulados por el fabricante en sus tablas de pares de apriete de culatas con el fin de asegurar el correcto funcionamiento del motor.

Lo más / Electromecánica

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña