Electromecánica | Nissens recuerda la importancia de los sistemas de climatización en vehículos electrificados

A medida que más vehículos con algún tipo de electrificación lleguen a nuestras carreteras, serán más necesarias las revisiones, los mantenimientos e incluso las reparaciones de sus sistemas de climatización.

Nissens ha desarrollado un sistema de confort climático para NEVs
Nissens ha desarrollado un sistema de confort climático para NEVs

Los sistemas de confort climático en los vehículos con algún tipo de electrificación difieren de los convencionales. Eso hace que requieran procedimientos especiales de manipulación y seguridad para el mantenimiento y la reparación. Para muchos, su sistema térmico se basa en un circuito de bomba de calor, que también es un sistema avanzado comparándolo con el sistema de aire acondicionado estándar.

Esto es lo que necesitas saber cuándo trabajes en los sistemas de climatización de vehículos híbridos y eléctricos en el taller:

A diferencia del aire acondicionado de un vehículo convencional, un sistema basado en bomba de calor es capaz de calentar y enfriar. También gestiona la temperatura del motor eléctrico, las baterías y la electrónica de potencia del vehículo. El sistema funciona como sistema de gestión térmico del vehículo y ayuda al automóvil a alargar la vida útil de la batería y extender su durabilidad.

La bomba de calor es un recurso térmico muy eficiente energéticamente hablando. Garantiza un rendimiento óptimo de la calefacción y la refrigeración y no incide tanto en la batería del vehículo, ya que se necesitan menos calefactores PTC para alcanzar el mismo nivel de confort.

Bomba de calor, imprescindible en los vehículos electrificados

La bomba de calor en los vehículos eléctricos es diferente a un sistema de aire acondicionado convencional y tiene varias partes que cambian. Muchas de las piezas que serían mecánicas en los motores convencionales son totalmente eléctricas en los vehículos eléctricos. Por ejemplo, se usa un compresor de aire acondicionado totalmente eléctrico y de alto voltaje para mantener el sistema completamente funcional, incluso cuando el vehículo no está funcionando. Además, varias válvulas electrónicas manejan la circulación de flujo dentro del sistema en varias direcciones. Otros componentes serían intercambiadores de calor, como el condensador de calor del habitáculo o el llamado enfriador, un intercambiador de temperatura del agua. Estos componentes adicionales agregan complejidad al mantenimiento del sistema.

Lo cierto es que algunos procedimientos son iguales tanto en los vehículos convencionales con motor de combustión como para los electrificados; ya sean híbridos, híbridos enchufables, eléctricos o de hidrógeno. No obstante, se debe recordar que los sistemas de aire acondicionado en modelos híbridos o eléctricos funcionan como sistemas de gestión térmica. Significa que tienen que ser completamente funcionales en todas las estaciones, no solo para la comodidad, sino también para el correcto funcionamiento de otros sistemas. Muchos vehículos electrificados  no arrancarán si el sistema de aire acondicionado no funciona como es debido por el riesgo de daños a la batería y los componentes del accionamiento eléctrico. Por lo tanto, el mantenimiento regular del sistema se vuelve aún más crucial que antes.

Además, es importante recordar que muchas partes del sistema de aire acondicionado en este tipo de vehículos son de alto voltaje y requieren procedimientos de seguridad especiales. Consulte las pautas de seguridad del fabricante y obtenga más información sobre el procedimiento a través de instrucciones específicas.

Así como puede tener fallos en los sistemas de confort climático convencionales, también pueden ocurrir errores en las bombas de calor de los vehículos eléctricos. Los fallos más comunes pueden ser fugas, lubricación inadecuada del compresor, contaminación del sistema interno y desgaste del compresor. Un rendimiento pobre del sistema o un colapso son consecuencias de no solucionar estos problemas rápidamente.

Hay modelos de vehículos híbridos donde el sistema de enfriamiento del motor funciona junto con el sistema de A/A. Los fallos potenciales de ambos sistemas pueden afectar al rendimiento general de calefacción o refrigeración y, por lo tanto, al rendimiento de la batería. Un buen mantenimiento de estos sistemas será esencial para la longevidad del automóvil.

¿Qué se debe revisar en un sistema de confort climático?

  • Control visual del circuito
  • Control de la temperatura de los componentes del circuito
  • Comprobación de la presión estática y de trabajo del sistema
  • Control de estanqueidad del circuito
  • OBD y prueba del sistema eléctrico

A menudo, no hay procedimientos específicos a seguir por parte del fabricante relacionados con el mantenimiento o servicio del sistema de bomba de calor. Hay varios temas que Nissens ha encontrado cruciales para investigar, debido a la complejidad del diseño del sistema. Estos pueden aplicarse universalmente a los vehículos eléctricos y a los sistemas de bombas de calor. La documentación OE del vehículo es la clave para el taller en el aftermarket, para dar servicio a estos automóviles. 

Lo más / Electromecánica

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña