Electromecánica | Seis buenas medidas para mantener a raya la alergia durante la conducción

Limpiar el interior del coche, viajar con las ventanillas cerradas o llevar un correcto mantenimiento del filtro de habitáculo son algunos de los consejos de Mann+Hummel para una conducción más segura durante la época de alergias.

Utilizar la mascarilla y contar con buenos filtros de habitáculo son dos medidas idóneas contra la alergia
Utilizar la mascarilla y contar con buenos filtros de habitáculo son dos medidas idóneas contra la alergia

La primavera es la peor época para las personas con alergias. Y este año, que se espera que los niveles de polen sean más elevados, hay que extremar las medidas, sobre todo de cara a la conducción. Según datos de la Dirección General de Tráfico, los conductores alérgicos tienen un 30% más de riesgo de sufrir un accidente. Ello es debido principalmente a que durante los episodios de estornudos se deja de atender a la carretera durante más de 125 metros, lo que serían unos cinco segundos a una velocidad de 90 km/h.

Además de los estornudos, los expertos de Mann+Hummel Ibérica recuerdan otros síntomas que suponen un alto riesgo al volante, como la somnolencia por la falta de aire fresco, dolores de cabeza por la intrusión de malos olores, disminución de la visibilidad por el lagrimeo, irritación ocular, congestión nasal, picor de garganta o en la piel e incluso problemas respiratorios, asma o fatiga.

Para ayudar a prevenir estos síntomas, desde Mann+Hummel Ibérica recomiendan los siguientes seis consejos.

1. Mantener limpio el habitáculo

Tener el interior del coche siempre limpio previene la proliferación de ácaros y bacterias así como la acumulación de polen, polvo y otras materias que, además de dañar la salud de los ocupantes, deterioran el estado del coche.

2. No quitarse la mascarilla dentro del coche

Se ha comprobado que las mascarillas son el mejor aliado para las personas que sufren alergias. Por eso conviene que la mantengas puesta durante la conducción, incluso aunque vayas solo en el vehículo.

3. Utilizar gafas de sol para conducir

Las personas alérgicas son mucho más sensibles a la luz, por lo que usar gafas de sol durante la conducción ayudará a reducir el lagrimeo. También evitará que se pierda atención a la carretera por este motivo.

4. Viajar con las ventanillas cerradas

Conducir con las ventanillas abiertas en primavera permite que tanto el polen como el polvo accedan al interior del vehículo.

5. Evitar conducir al amanecer o al atardecer

Los momentos del día que son más sensibles para la conducción coinciden con la salida y puesta de sol. De ahí que sea mucho más aconsejable evitar conducir a esas horas siempre que sea posible.

6. Renovar el filtro de habitáculo cada 15.000 km o una vez al año

De nada sirve conducir con las ventanillas cerradas si el vehículo no dispone de un filtro de habitáculo en buen estado que sirva de barrera para las partículas contaminantes del exterior. Realizar un correcto mantenimiento del filtro de habitáculo reduce la entrada del polen al interior del habitáculo causante de reacciones alérgicas y de hollines procedentes de los combustibles diésel, entre otras partículas nocivas del exterior.

En este sentido, desde Mann+Hummel recuerdan que quienes sufren de alergias y asma pueden respirar un aire más puro si su automóvil está equipado con el filtro FreciousPlus de Mann-Filter. “Este filtro atrapa casi el 100% de los alérgenos, reduce el crecimiento de mohos y bacterias en más del 98% y bloquea la materia particulada (PM2.5) casi por completo”, recalcan.

Lo más / Electromecánica

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña