Electromecánica | Valeo suma dos nuevos refrigerantes líquidos a su gama Protectiv 50

G12++ y G13 cumplen los requisitos de calidad necesarios para dotar de protección al circuito de refrigeración del motor y evitar la corrosión.

La gama de refrigerantes Valeo Protective 50 al completo
La gama de refrigerantes Valeo Protective 50 al completo

Los circuitos de refrigeración del motor de un vehículo se han ido complicando a lo largo de los años, por lo que su buen funcionamiento va a depender de una elección adecuada del líquido refrigerante y de que se sustituya cuando sea necesario. Respecto a esto último, Miguel Piñeiro, Tech Care Trainer de Valeo, asegura que lo recomendable es hacerlo “cada dos a cinco años, ya que el paquete de inhibidores con los que cuentan tiende a degradarse con el tiempo, con lo que va perdiendo efectividad”. Dice, también que “lo mejor es no mezclar líquidos refrigerantes entre sí”.

En cuanto a la misión del refrigerante, este técnico explica que es “evacuar el calor que se produce a lo largo del proceso de combustión”. Para ello deben cumplirse tres condiciones: una circulación constante de líquido a lo largo de todo el circuito, un intercambio de calor entre el motor y el fluido, y un intercambio de calor entre el fluido y el radiador.

Para que el refrigerante sea considerado apto para su uso debe reunir una serie de requisitos, que Piñeiro resume en “contener un regulador de pH y un paquete de inhibidores que vayan enfocados a evitar la corrosión, la formación de espuma, la cavitación (que daña el circuito por golpes), la creación de depósitos y la corrosión por tensión parásita y electrólisis”.

Además, la concentración adecuada de glicol dentro del refrigerante debe ser de entre un 40 y un 50 por ciento. “Cuando se sobrepasa el umbral del 60 por ciento, el punto de congelación sube progresivamente”, apunta Piñeiro.

La gama Protective 50 de Valeo cumple todos los anteriores requisitos. Se compone de tres refrigerantes líquidos de alta calidad y listos para su uso, que vienen en formatos de 5, 25 y 1.000 litros. Junto al refrigerante G12, que ya tenía Valeo, se suman ahora el G12 ++ y el G13. Todos ellos contienen aproximadamente un 50 por ciento de monoetilenglicol y se trata de refrigerantes que permiten una alta conductividad térmica, por lo que protegen el circuito de refrigeración del motor.

Lo más / Electromecánica

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña