Electromecánica | Tesla y Varta, socios de la Universidad de Bayreuth para investigar baterías más duraderas

El proyecto, que cuenta también Füller y Vitrulan, especialistas alemanas en productos de vidrio, se inició el pasado 1 de marzo y dispone de 375.000 euros de presupuesto para los tres próximos años.

La seguridad de las baterías depende fundamentalmente de los separadores
La seguridad de las baterías depende fundamentalmente de los separadores

La Universidad de Bayreuth desarrollará nuevos tipos de separadores de vidrio para baterías de iones de litio junto a Varta, Tesla y los especialistas alemanes en productos de vidrio Füller y Vitrulan, con el objetivo de aumentar aún más la seguridad de las baterías de alta tecnología y, al mismo tiempo, extender su vida útil.

Bajo la denominación “Separadores de vidrio para baterías de iones de litio”, el proyecto se inició el pasado 1 de marzo y cuenta con 375.000 euros de financiación, para los próximos tres años, de la Fundación Bávara de Investigación. El trabajo de investigación se lleva a cabo en estrecha colaboración con el Centro Bávaro de Tecnología de Baterías (BayBatt), institución científica de la Universidad de Bayreuth.

Actualmente, las baterías de iones de litio son los dispositivos de almacenamiento de energía eléctrica más importantes. Su seguridad operativa depende fundamentalmente de los separadores, que garantizan la distancia de los electrodos. Los separadores que están siendo investigados son de membrana de vidrio de filigrana que, a diferencia de los anteriores, tienen una excelente resistencia a temperaturas de, al menos, 500º C. Su desarrollo ayudará incrementar la fiabilidad de las baterías de vehículos eléctricos, ordenadores portátiles, smartphone y muchas otras aplicaciones de alta tecnología.

Además, los nuevos separadores deberán ralentizar el envejecimiento de las celdas de la batería, para lo que es preciso desarrollar una composición de vidrio especial, que se caracteriza por una alta actividad química. Estas ventajas solo serán posibles produciendo membranas extremadamente delgadas. En este sentido, el responsable del proyecto, Thorsten Gerdes, de Keylab Glass Technology, afirma que “reducir las membranas de vidrio a menos de 20 micrómetros es un gran desafío de fabricación para nosotros. Sin embargo, es absolutamente necesario garantizar que la confiabilidad operativa de las baterías aumente o al menos permanezca intacta si las innovaciones futuras aumentan significativamente su rendimiento, por ejemplo, su capacidad de almacenamiento”.

Para garantizar que las membranas de vidrio desarrolladas en Bayreuth cumplen realmente los requisitos impuestos, se prueban en los laboratorios de sus socios industriales Varta y Tesla. Gerdes señala que “la estrecha cooperación en el proyecto conjunto está orientada a que en tres años tengamos nuevos tipos de separadores que garanticen un uso confiable de las baterías de iones de litio en la electrónica de alta tecnología”.

Conviene recordar el problema que Hyundai tuvo meses atrás con las baterías de Kona EV, Ioniq y el autobús Elec, que ardían a causa de cortocircuitos en ciertas celdas de acumuladores defectuosos producidos por LG Energy Solution y que obligará a sustituir en torno a 81.000 baterías, con un coste de 740 millones de euros.

Lo más / Electromecánica

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña