Electromecánica | Consejos Eurotaller para detectar averías del cardán

La red de talleres multimarca explica qué es esta pieza y su importancia en la conducción, además de ofrecer una serie de recomendaciones al volante para conservarlo en el mejor estado posible.

Los coches de tracción delantera o trasera llevan dos cardanes y los 4x4, cuatro
Los coches de tracción delantera o trasera llevan dos cardanes y los 4x4, cuatro

El cardán es una pieza mecánica que forma parte de la transmisión y su función es transmitir todo el impulso que genera el motor hacia las ruedas para que el coche funcione y se mueva, de ahí que sea un elemento de vital importancia. Por tanto, la función principal del cardán está profundamente ligada a la caja de cambios del vehículo.

Forma, junto con la caja de cambios, lo que se conoce como árbol de transmisión. De tal manera que los coches de tracción delantera o trasera llevan dos cardanes y los 4x4, cuatro.

Ese árbol de transmisión tiene varios componentes, por lo que en caso de avería es necesario averiguar cuál de ellos se ve afectado, explica Eurotaller. Por ejemplo, puede estar defectuosa la junta del cardán o su funda protectora puede haberse agrietado.

Los primeros indicios de un árbol de transmisión desgastado, según Eurotaller, son un ruido de traqueteo al conducir y fuertes vibraciones en el volante, sobre todo, en las curvas.

Si la avería es más grave, se puede oír un crujido rítmico al arrancar y en las curvas y el cardán comienza a chirriar. Si la brida del cardán tiene fugas, el aceite también puede salir de la caja de cambios.

Hay que tener en cuenta que en los coches con tracción delantera, los cardanes se encuentran expuestos a la fuerza constante que ejerce la dirección y la suspensión y, por tanto, tienden a desgastarse más rápidamente que los que se encuentran en la parte de atrás. Son piezas que requieren permanecer debidamente engrasadas en todo momento para evitar que la fricción las debilite.

Para cuidarlos, aconseja la rede de talleres multimarca, lo primero es hacer todas las revisiones habituales en el centro de reparación de confianza, ya que el cardán, como el resto de las piezas de la dirección, es sensible a los cambios bruscos de velocidad y la forma de conducir siempre va a tener una repercusión directa.

Tanto el cardán como la caja de cambios están entre las piezas a las que el que el vehículo en marcha exige mayor trabajo, por lo que la mejor forma de cuidarlas es conducir siempre manteniendo una velocidad constante. También es importante hacer los cambios de velocidad de forma pausada.

Lo más / Electromecánica

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña