Electromecánica | Comprobación del estado de un alternador sin desmontarlo del vehículo

La Escola Técnica del Vallés muestra los pasos que hay que realizar en un alternador antes de desmontarlo, para lo que divide el tema en nueve apartados, que incluyen tanto comprobaciones como pruebas y mediciones.

Para comprobar el estado del alternador, la Escola Técnica del Vallés explica, en primer lugar, el funcionamiento y los componentes que integran el alternador, para a continuación señalar las diferentes verificaciones y pruebas, que pasan por comprobaciones de la luz de carga, de diodos, de la corriente de fuga y de la tensión de la batería, prueba de la tensión inicial de carga, colocación de la pinza amperimétrica, comprobación de la carga a 2.000 rpm y comprobación de la tensión de rizado.

El alternador, cuyo trabajo es esencial para el funcionamiento del automóvil, pues debe mantener la batería cargada y suministrar energía a todos los elementos auxiliares, se acciona mediante polea. Está compuesto de polea, rotor, anillos rozantes, estator, diodos rectificadores, regulador y escobillas.

Tras explicar su funcionamiento, la Escola señala que lo primero que debe hacerse es comprobar la luz del chivato de carga, que se encuentra en el cuadro de instrumentos. Tras ello, y con la ayuda del polímetro, procede a comprobar el puente rectificador de diodos. Si el resultado de la verificación no es correcto, deberá cambiarse el puente rectificador.

Fuga y tensión

Al comprobar la corriente de fuga, el miliamperímetro debe marcar menos de 2 miliamperios, si los supera, significa que hay fuga por algún diodo del alternador. Para comprobar la tensión de la batería basta con conectar un voltímetro y verificar que la corriente está cerca de los 13 voltios. En cuanto a la prueba de la tención inicial de carga, al arrancar el motor, la tensión de la batería no debe bajar de 10 voltios y, si el alternador está bien, debe subir por encima de los 14 voltios. Seguidamente, muestra cómo debe ajustarse y colocarse la pinza amperimétrica y lleva a cabo la comprobación de la carga a 2.000 vueltas.

Para ello, se ponen en marcha todos los consumidores del coche y se acelera el vehículo. Si todo está bien, la tensión debe mantenerse estable por encima de los 14 voltios. Para la comprobación de la tensión de rizado, muestra la colocación correcta del voltímetro y el osciloscopio, así como su empleo, y las medidas que deben dar.

Lo más / Electromecánica

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña