Electromecánica | BMW incorpora en la Serie 3 la tecnología de suspensión Monroe

Este sistema detecta las condiciones de la carretera y la conducción para ajustar los niveles de amortiguación en tiempo real.

Cada amortiguador controlado electrónicamente se conecta a un UCE central
Cada amortiguador controlado electrónicamente se conecta a un UCE central

Las suspensiones inteligentes son una opción que permite mejorar la dinámica del vehículo y ofrecer la posibilidad de personalizar el rendimiento de la suspensión. Por este motivo, la firma Monroe de DRiV, empresa de Tenneco, ha anunciado que la suspensión Adaptive M disponible en los modelos BMW 2019 Serie 3 incorporará la suspensión inteligente CVSAe de DRiV.

Dicha tecnología permite ajustar la suspensión y experimentar una conducción más dinámica y agradable en cualquier situación, explica la firma, gracias a la continua detección de las condiciones de la carretera y la conducción, con lo que ajusta los niveles de amortiguación en tiempo real.

Para ello, cada amortiguador controlado electrónicamente se conecta a un UCE central que puede supervisar los ajustes de amortiguación mediante unos sensores que revisan la aceleración del neumático, el movimiento de la carrocería, el ángulo de dirección y datos como la velocidad del vehículo.

Además, a través del Drive Performance Control de la serie 3, el conductor puede preseleccionar el modo comfort (la suspensión suaviza la dureza causada por las imperfecciones en la superficie de la carretera) o sport (el manejo del vehículo es muy ágil), señala la firma

La suspensión inteligente de Monroe CVSAe forma parte de la gama que incluye soluciones de suspensión selectiva (modo dual), semiactivas con válvula externa (CVSAe) y con dos válvulas independientes (CVSA2), además de Kinetic para el control de inclinación y balanceo.

Lo más / Electromecánica

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña