Concesionarios | La intención de compra de eléctricos sube al 15%, pero sigue por debajo de la de los híbridos (40%)

Los motivos por los que los españoles no se comprarían un coche eléctrico son el precio (66%), la autonomía (55%), el no disponer de un espacio para recarga (41%) y el tiempo de recarga (36%).

El 76% de ellos se decantaría por un coche nuevo, y el 24% por uno de segunda mano
El 76% de ellos se decantaría por un coche nuevo, y el 24% por uno de segunda mano

La intención de compra de un coche eléctrico en España ha subido del 10% al 15% en solo un año, mientras que la de los modelos híbridos cae dos puntos, pero con el 40% sigue siendo la opción mayoritaria, por encima de los diésel y gasolina, ambos con el 22%, según un estudio del Observatorio Cetelem.

El estudio 'Motor 2022' desvela que entre los encuestados con intención de comprar un coche, el 76% de ellos se decantaría por un coche nuevo, y el 24%, por uno de segunda mano, mientras que el precio medio del importe de compra previsto crece el 8%, hasta los 27.065 euros, el 9% más (28.259 euros) si se trata de un coche eléctrico.

Los motivos por los que los españoles no se comprarían un coche eléctrico siguen siendo el precio (66%), la autonomía (55%), el no disponer de un espacio para recarga (41%) y el tiempo de recarga (36%).

En cuanto a la autonomía necesaria para valorar la compra de un coche eléctrico: el 14% considera que entre 0 y 100 kilómetros; entre 200 y 300 kilómetros para el 18%; entre 300 y 400 km para el 22%; y entre 400 y 500 km para otro 22%; y más de 500 kilómetros para el 21%.

El 29% se plantea cambiar de coche por el precio del combustible

Por otro lado, el aumento del precio del combustible y de la energía hace que un 34% de los españoles intente usar menos su automóvil y que un 29% se esté planteando el cambio a uno híbrido o eléctrico.

Además, el 32,2% de los españoles que tenía intención de comprar un automóvil de combustión paralizaría la compra del mismo hasta que los precios del combustible y de la electricidad bajasen.

Como consecuencia del teletrabajo, entre los que no tienen coche, el 52% se plantea comprar un vehículo más barato o de ocasión y un 13% no tiene claro adquirir un automóvil. Entre los que sí lo tienen, solo un 7% se plantea venderlo para reducir costes.

La moto de carretera iguala a la scooter como preferidas

Por otro lado, la moto de carretera crece un 8% e iguala al scooter, ambos con el 50%, como la elección de los usuarios a la hora de comprarse una moto. La moto de campo cae del 7% al 4%.

El importe crece el 24%, hasta situarse en los 9.624 euros, mientras que el importe planeado para adquirir un scooter baja el 7%, hasta los 4.638 euros. La moto de campo cae el 58% y se sitúa en 7.220 euros.

El 29% de los españoles, cuatro puntos más que en 2021, tiene la intención de comprar una moto eléctrica, pero un 42% no está dispuesto a realizar ningún esfuerzo económico adicional para adquirirla. Solo el 31% estaría dispuesto a pagar entre el 10% y el 30% adicional y el 14%, más del 30%.

Los motivos por los que los encuestados no comprarían una moto eléctrica es por el precio (55%), la autonomía no es suficiente (48%), no tiene con qué cargarla (32%) y requiere mucho tiempo de recarga (30%). Por otro lado, las caravanas perfiladas siguen dominando el sector, pero los encuestados las buscan 12 puntos menos que en 2021, cayendo hasta el 35%. Las camper bajan 2 puntos porcentuales hasta el 27%, y las autocaravanas integrales se mantienen en el mismo porcentaje del año anterior, el 33%.

El resto de las opciones son minoritarias: caravana convencional de más de 750 kilogramos (9%); autocaravana capuchina (4%); caravana convencional de menos de 750 kilogramos (3%); y remolque tienda, mobilhome y minicaravanas (1% ambas), según informa Europa Press.

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña