Concesionarios | Ample y su solución para cambio de baterías compatible con cualquier eléctrico

El proyecto, que cuenta con financiación de Repsol Energy Ventures, opera ya con 5 estaciones de intercambio en la Bahía de San Francisco, que sustituyen el acumulador completo o solo los módulos necesarios en 10 minutos, si bien se reducirá el tiempo a 5 minutos antes de final de año.

Ample, start-up ubicada en San Francisco, intentará que el intercambio de baterías de vehículos eléctricos funcione en Estados Unidos, tras el largo historial de fracasos de otras compañías, que comenzó en 2010, asegura CNBC. Fue en ese año cuando Elon Musk, propietario de Tesla, y la start-up Better Place prometieron a sus clientes que podrían cambiar la batería. Musk fue más allá y llevó a cabo una demostración en 2013, en la que se sustituyó la batería de un Model S en minuto y medio, lo que le llevó a asegurar que “con suerte, esto es lo que finalmente convencerá a la gente de que los coches eléctricos son el futuro”. Ambas empresas no lograron que fuera comercialmente viable y Better Place cerró en mayo de ese mismo año.

Ample, que opera con cinco estaciones de intercambio de baterías en el área de la Bahía de San Francisco específicamente para conductores de Uber, cree que es el momento de volver a intentarlo. Así, los conductores de vehículos eléctricos compatibles pueden cambiar una batería gastada por una completamente cargada en menos de 10 minutos. Con una capacidad máxima de intercambio en sus estaciones de 90 vehículos por día, Ample prestará servicio, en principio, al Nissan Leaf, que es el principal eléctrico utilizado por Uber, y a determinados eléctricos de Kia, mientras que, por el contrario, no es compatible con Tesla ni con otros populares modelos eléctricos. Posteriormente, espera que el intercambio sea una opción para todos los vehículos eléctricos.

El intercambio será popular entre los gerentes de flotas, los conductores de reparto, servicio y transporte, que realizan cientos de kilómetros diarios y no pueden cargar en cada turno, ha señalado el fundador y director ejecutivo de Ample, Khaled Hassounah, quien ha matizado que el enfoque de su empresa es técnicamente distinto de proyectos anteriores.

Cambio en 10 minutos

Ample sustituye los módulos de batería gastados y los reemplaza por otros cargados en menos de 10 minutos, y puede hacerlo solo con algunos módulos o con todos, dependiendo de la cantidad de batería que se haya agotado y de los kilómetros que se desee realizar antes de recargarla nuevamente al final de la jornada. Proyectos anteriores intercambiaba el paquete completo, no los módulos individuales dentro de ellos. A pesar de la rapidez, la compañía trabaja para que este año el intercambio sea inferior a cinco minutos.

Otra ventaja adicional es que las estaciones de intercambio de baterías están diseñadas para instalarse rápidamente a lo largo de una ruta. Al ser prefabricadas y no requerir una construcción compleja o permisos, pueden instalarse donde se desee, ocupando solo el espacio de dos estacionamientos.

Además, al retirar y cargar las baterías agotadas en las horas de menor actividad y utilizar electricidad de fuentes de energía renovable para cargarlas, Ample ayuda a las flotas a alcanzar sus objetivos medioambientales y gastar menos en electricidad.

Financiada por Repsol

Ample ha recaudado más de 57 millones de euros (68 millones de dólares) de compañías como Shell Ventures, que lidera el proyecto, Repsol Energy Ventures y Eneos Innovation Partners, empresas energéticas que se enfrentan a una disrupción a medida que los gobiernos presionan en favor del vehículo eléctrico. También participan empresas de transporte y movilidad como Moore Strategic Investors y Hemi Ventures.

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña