Chapa y pintura | Qué características tienen los distintos tipos de carrocería

Las actuales estructuras permiten una mejor aerodinámica y mayor seguridad para los pasajeros.

Cada una de las partes de la carrocería posee funciones determinadas (foto cedida por Ultra Racing)
Cada una de las partes de la carrocería posee funciones determinadas (Imagen: Ultra Racing)

Desde las primeras carrocerías de madera para los carruajes del siglo XVI hasta las estructuras actuales de acero y aluminio ha habido una enorme evolución que ha permitido llegar a los modelos que existen hoy en día y que resultan básicos para ofrecer mayor confort, eficacia aerodinámica y, como consecuencia, mayor velocidad con menor consumo.

Pero, además, esta parte de los vehículos también permite mejorar la seguridad, según publica Loctite en un post en su blog. Así, cada una de las partes de la carrocería posee funciones determinadas.

Por ejemplo, los largueros delanteros están diseñados para deformarse cuando se produce un impacto delantero, con lo que se absorbe parte de la energía generada en la colisión y se reducen los daños personales. Asimismo, los pilares B absorben cierta energía en caso de choque lateral con un grado de deformación mínimo.

A esto se suma que la carrocería permite reducir el peso total del vehículo y, con ello, disminuir motorizaciones y emisiones contaminantes.

Por otro lado, el artículo distingue varios tipos de carrocería:

  • Chasis con carrocería separada: el chasis soporta los órganos mecánicos y el vehículo puede rodar incluso sin carrocería, la cual está constituida por un conjunto independiente y se puede separar para su reparación (se monta en vehículos todoterreno, furgonetas, camiones, autocares y vehículos especiales como grúas).
  • Plataforma con carrocería separada: la plataforma es la unión de elementos soldados entre sí que soporta los órganos mecánicos y el piso del vehículo; la carrocería se une mediante tornillos (se encuentra en el Citroën Mehari o el 2CV).
  • Carrocería monocasco: hecha de una sola pieza, con elementos desmontables como capós, puertas o parachoques.
  • Carrocería autoportante: es la más habitual en los vehículos actuales; es un conjunto de piezas unidas por medio de soldaduras que se completa con elementos desmontables como puertas o capós, lo cual permite una reparación relativamente sencilla.

Asimismo, las carrocerías también se pueden clasificar por volumen (monovolumen, con los habitáculos del motor, pasajeros y maletero integrados; dos volúmenes, con un espacio para el capó y el motor, y otro para pasajeros y carga, y tres volúmenes, uno para el motor, otro para pasajeros y otro para la carga).

De acuerdo con el diseño, es decir, forma y estética de la carrocería, pueden ser: sedán o berlina (turismo de tres volúmenes con luneta trasera fija), tres y cinco puertas (luneta trasera adosada al portón del maletero), familiar o ranchera (techo elevado hasta el portón trasero), coupé (de dos o tres volúmenes y dos puertas laterales), todoterreno, descapotable y SUV.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña