Chapa y pintura | Riesgos específicos en el taller de carrocería y cómo evitarlos

Guantes, gafas de seguridad y pantallas faciales, entre los elementos de protección necesarios.

Mecánicos revisando la carrocería
Mecánicos revisando la carrocería

La actividad de los talleres de chapa y pintura entraña una peligrosidad elevada, tanto por las herramientas que el técnico necesita para reparar el vehículo como los productos y pinturas que debe aplicar, que pueden resultar nocivas para la salud. En el caso de la carrocería, existen una serie de riesgos propios, que Loctite detalla pormenorizadamente en su blog, así como los elementos de protección que deben emplearse.

Las operaciones más frecuentes realizadas en el área de carrocería y que conllevan riesgos son:

  • Limpieza, desengrasado y aplicación de productos químicos. Requieren, según los casos, el uso de guantes desechables o de neopreno; pantalla de protección facial; gafas de seguridad y monos de trabajo, en el caso de realizar tareas de limpieza.
  • Uso de herramientas en general. Para evitar abrasiones, cortes o pérdida de audición, entre otros riesgos, deben emplearse guantes para riesgo mecánico o aislantes; tapones o cascos auditivos; gafas de seguridad o pantallas faciales para riesgo de proyecciones, y mascarillas con filtro mecánico para riesgos de inhalación de polvo.
  • Operaciones de desmontaje y montaje de componentes de la carrocería. Para minimizar el riesgo de cortes, golpes o aplastamientos con los perfiles de la carrocería o por caída de piezas, deben emplearse guantes de protección mecánica.
  • Eliminación de pinturas y revestimientos, lijado y limado. Para su manipulación deben emplearse pantallas de protección facial; gafas de seguridad; guantes desechables (nitrilo, vinilo, etc.); mascarillas con filtro mecánico o mixto, y guantes de protección frente a riesgo mecánico.
  • Soldadura. Es importante emplear ropa específica de piel para soldadores: peto, polainas, manguitos y guantes de soldador para riesgos térmicos, preferiblemente de tipo mosquetero. Además, debe utilizarse careta de soldar con cristal inactínico, a poder ser fotosensible de oscurecimiento automático; guantes de soldador para riesgo térmico; caretas o cascos de protección; guantes para riesgos mecánicos, y mascarilla para partículas resistente a la saturación de los humos de soldadura y ozono o con filtros mixtos.
  • Sustitución y reparación de lunas. Deben emplearse gafas de seguridad o pantalla facial; guantes para riesgo mecánico y mascarillas de filtros químicos o mixtos.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña