Chapa y pintura | Qué es el metamerismo durante el repintado y cómo evitarlo

Norton explica que en este fenómeno influyen factores como la fuente de iluminación, el observador, el ángulo o el canal de visión.

Acabado en carrocerías: cómo evitar el metamerismo durante el repintado del vehículo
Acabado en carrocerías: cómo evitar el metamerismo durante el repintado del vehículo

El metamerismo durante el repintado se produce cundo una pieza tiene un color idéntico al resto del vehículo pero bajo determinadas circunstancias el color puede variar. Este fenómeno está asociado principalmente a algunos factores como la iluminación, el observador, el ángulo o el campo de visión.

En lo referido a la iluminación, esto puede cambiar según la fuente. La tonalidad puede ser diferente si se ve a la luz natural o con la luz del interior del taller. En cuanto al observador, la percepción puede variar según la persona, influyendo variables como la edad.

Además de los factores descritos, también entran en juego el ángulo y el campo de visión. El primero se conoce como metamerismo geométrico y se produce cuando el color de una pieza con respecto al vehículo coincide al visualizarse desde un punto concreto pero cambia al hacerlo el ángulo de visión. En cuanto al campo, la distancia con la que se observa el vehículo puede provocar una percepción distinta.

Para evitar que se produzca metamerismo durante la fase de repintado, Norton Saint Gobain ofrece una serie de consejos en su blog que pueden ser de gran utilidad para los profesionales del taller de carrocería.

Es importante prestar atención a la fase de mezcla e igualación de colores, y que al repintar la pieza del automóvil se usen los mismos básicos que los del color original, no hay que combinar pigmentos diferentes, algo que puede variar en función del tipo de luz, que le hará reaccionar de forma diferente.

Para ello, se aconseja utilizar herramientas como las lámparas de verificación de color, que ofrecen una luz blanca muy parecida a la natural, y así evitar los fallos que ocurren por comparar el color bajo una luz convencional amarilla, errores que luego resultan perceptibles con la luz exterior.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña