La Revolución del Color

| Cómo optimizar la igualación de color en el taller | -

Los problemas se inician cuando el color de la superficie a reparar presenta diferencias de tono
Los problemas se inician cuando el color de la superficie a reparar presenta diferencias de tono

La colorimetría en el taller de chapa y pintura es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora de mejorar la rentabilidad de nuestro negocio y ofrecer un servicio de calidad a nuestros clientes.

De este modo, contar con una sólida base de conocimientos sobre colorimetría, así como los productos y herramientas adecuados, nos permitirá superar con éxito cualquier proceso de repintado.

Desde la plataforma SINNEK ACADEMY, hemos realizado un post que recoge las diferentes herramientas y métodos con los que poder mejorar la colorimetría en el taller, al mismo tiempo que optimizamos la rentabilidad y productividad de cada reparación. 

Como todo profesional sabe, la complicación durante el proceso de reparación y repintado comienza cuando el color de la superficie a reparar o sus adyacentes, presentan pequeñas diferencias de tono. Esto provoca un mayor rango de colores donde elegir, dificultando la labor del pintor profesional.

En esta línea, podemos diferenciar entre herramientas dirigidas a la identificación del color y herramientas que optimizan la comprobación y medición del color.

Entre las primeras destacamos la carta de color, una herramienta común en el taller de carrocería, que cuenta con pastillas pintadas para cada código de color y sus respectivas variantes. En algunos casos, como ocurre con SINNEK, la carta de color está pintada a mano y organizada cromáticamente para una mejor y más rápida localización de cada código de color. Como inconveniente, destaca su coste elevado y su dificultad de actualización con nuevas fórmulas.

El espectrofotómetro es, sin duda, la herramienta de identificación de color que puede aportar una mayor información al profesional, gracias a su mayor fiabilidad y precisión de lectura. El espectrofotómetro, en combinación con una extensa base de datos de fórmulas, y un potente software de gestión de color permitirá al profesional acceder instantáneamente a casi cualquier fórmula de color del mercado, lo que permitirá optimizar la colorimetría y reparación en el taller.

El profesional cuenta, además, con algunos métodos que le ayudarán en la obtención de una óptima colorimetría. En este sentido, las probetas de aplicación siguen siendo un método de alta efectividad, que nos permite comprobar el nivel de igualación de un color sobre la superficie. Nos aportan información sobre el número de manos idóneo a aplicar, o la técnica de aplicación para obtener una mejor reproductividad. En su contra juega la cantidad de tiempo necesaria en la preparación de las diferentes muestras. Sin embargo, es un método que puede ayudar en muchos casos a no tener que repetir trabajos, sobre todo en reparaciones con colores complejos.

Por último tenemos la pistola de luz de día, una útil herramienta que nos permite apreciar mejor los diferentes matices del color, así como detectar posibles defectos como marcas de lija, cubrición o metamerismo.

Sobre el autor

La Revolución del Color es un espacio digital especialmente dirigido a los profesionales del sector de la carrocería y la pintura. Con un tono ameno, directo y accesible, podrás acceder a diferentes tutoriales, procesos de uso o análisis de productos.

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña