Reparación | El mantenimiento responsable, una medida más anticontaminación

El Gremi de Talleres de Barcelona denuncia que las prohibiciones de circulación "son un castigo al ciudadano y al tejido empresarial y comercial urbano".

El mantenimiento responsable, una medida más anticontaminación El mantenimiento responsable, una medida más anticontaminación
El mantenimiento responsable, una medida más anticontaminación

El Gremi de Talleres de Barcelona ha querido expresar su malestar por no haber tenido la oportunidad de ofrecer su posición frente a las medidas anticontaminación que prevén implantar tanto el Ayuntamiento de Barcelona como la Generalitat de Cataluña, con distintas medidas como la que publicamos en InfoTallerTv recientemente del consistorio barcelonés de prohibir la circulación de más de un millón de coches desde 2020.

De este modo, desde el Gremi han denunciado que "aun siendo miembro fundador del 'Pacto de la Movilidad del Ajuntament de Barcelona', y habiendo colaborado en actuaciones de la Generalitat en el control de opacidades (emisión de gases), no hemos sido invitados a la Mesa Contra la Contaminación del Aire de Barcelona, ni en la elaboración del Proyecto de Ley de Cambio Climático de Catalunya, como tampoco ningún otro representante de sectores afines al nuestro".

Asimismo, la asociación de talleres ha lamentado que "tanto desde la DGT, como desde la Generalitat o el Ajuntament de Barcelona, no han consultado ni han invitado a participar al sector reparador de vehículos en las propuestas de medidas contra la contaminación atmosférica. Al mismo tiempo, ha reclamado "un gran pacto transversal en las políticas para preservar la calidad del aire".

Para el Gremi, el mantenimiento responsable del automóvil es una medida más contra la contaminación del aire, aunque es "olvidada" por las administraciones públicas.

Además, la entidad que agrupa a más de 800 talleres de la ciudad de Barcelona y más de 3.000 en el resto de la provincia ha denunciado "el desprecio de las administraciones hacia los vehículos convencionales y las prohibiciones respecto a su circulación", que las considera "un castigo al ciudadano y al tejido empresarial y comercial urbano, no una alternativa".

Según la patronal, la movilidad a través de vehículos privados "es, hoy por hoy, una necesidad de primer orden en nuestra sociedad; no un capricho. La transición a otro modelo conlleva la intervención de diferentes administraciones supralocales; la cooperación de todas las administraciones locales afectadas y la aportación de los sectores técnicos y económicos implicados; el más olvidado: la posventa del automóvil".

Desde la asociación señalan que "etiquetar, por ejemplo, los vehículos por sus condiciones de homologación (al inicio) puede ser un comienzo, pero nada más si no se adoptan medidas para garantizar el estado de funcionalidad del vehículo durante su vida útil, o la incorporación de elementos de mejora como los convertidores catalíticos de gases, o en la calidad del combustible".

El Gremi de Talleres de Barcelona defiende que, como representantes del sector de la reparación y mantenimiento de vehículos de motor en Barcelona, "los talleres, como técnicos de la posventa, tienen mucho que aportar en el estudio de la problemática de emisiones". Y en este sentido argumenta que "mantener y reacondicionar, incluso transformar, es más sostenible que cambiar y el tráfico privado complementa el servicio público".

Para los talleres barceloneses, "el mantenimiento preventivo y sin dilaciones de los vehículos, tanto turismos como motos y vehículos comerciales, garantiza una vida útil eficiente y segura de los vehículos. Los talleres tienen perfectamente protocolizadas las operaciones de control, limpieza y renovación de elementos de movilidad de cada modelo y marca de vehículo para asegurar su correcto funcionamiento y condiciones de seguridad y eficiencia bajo las que se matriculó".

Así, desde la asociación consideran que "la mejora de componentes emisores (catalizadores, sistemas de inyección) y/o el reacondicionamiento de los vehículos existentes a energías más limpias (eléctrico, GLP, GNV) son una alternativa que no se ha considerado como debiera. La técnica no es un impedimento. El verdadero obstáculo es la compleja burocracia, no siempre justificada, de los procesos de homologación, la nula involucración de los fabricantes y la falta de motivación de agentes inversores en esas tecnologías".

Por úitimo, el Gremi de Talleres de Barcelona reivindica de las administraciones públicas que cambien sus criterios de restricción a "políticas proactivas" basadas en cinco puntos:
• Más diálogo con el sector de la reparación y servicio de los vehículos de motor
• Más campañas de fomento al uso responsable y sostenible del vehículo
• Más incentivos a los conductores para un mantenimiento preventivo de su vehículo
• Más promoción de adaptaciones técnicas de eficiencia para los vehículos existentes
• Más controles de emisiones a los conductores infractores.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña