Reparación | Barcelona podría prohibir la circulación de más de un millón de coches desde 2020

Además, a partir de abril del 2017, los coches de gasolina anteriores a 2000 y los diésel con más de 10 años no circularán por la ciudad en episodios de contaminación.

En Barcelona, 627.513 vehículos que no recibirán la etiqueta ambiental de la DGT. En Barcelona, 627.513 vehículos que no recibirán la etiqueta ambiental de la DGT.
En Barcelona, 627.513 vehículos que no recibirán la etiqueta ambiental de la DGT.

Barcelona se une a la estela de ciudades europeas que toman medidas contra las emisiones contaminantes de los coches. El Ayuntamiento de la Ciudad Condal ya ha fijado el año 2020 como fecha a partir de la cual prohibirá la circulación de más de un millón de coches ante el aumento de los niveles de dióxido de nitrógeno y partículas en suspensión de los últimos meses.

Antes, a partir de abril de 2017, los vehículos de gasolina matriculados antes de 2000 y los diésel que tengan más de diez años no podrán entrar ni moverse por la urbe durante los momentos en los que haya altos índices de contaminación.

La teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz, ha sugerido que podrían quedar fuera de juego, según publica La Vanguardia, todos aquellos vehículos que no tengan etiqueta ambiental de la DGT. De ser así, se verían afectados los coches de gasolina matriculados antes del 2000 y los diésel de antes del 2006. Es decir, alrededor del 60% del parque.

Sólo en Barcelona hay 627.513 vehículos que no recibirán etiqueta y que, por lo tanto, no podrían circular de escoger este baremo. Esta cifra de automóviles incapacitados para la circulación supera el millón si se tiene en cuenta el parque a todo el área metropolitana de Barcelona, según calcula el mencionado diario.

Sin embargo, fuentes municipales citadas por La Vanguardia rebajan el parque considerado contaminante al 30 o 40% del total, aunque prefieren no concretar a la espera de los informes de los técnicos, que estarán listos durante el primer semestre del año que viene.

La zona afectada por esta decisión será la situada entre las rondas de la ciudad, además de áreas cercanas a hospitales, colegios y lugares "sensibles" en los que las restricciones serían más duras. Unas restricciones que  afectarían seriamente a los talleres de estas zonas, además de la posible subida de precio de la zona azul y verde o, incluso, la prohibición de aparcamiento.

Por su lado, los taxis y vehículos de transporte de mercancías no tendrán prohibida la circulación, aunque deberán tomar medidas para maximizar su eficiencia.

No obstante, aún faltan los informes técnicos que definan, según el mencionado artículo, qué coches tendrán prohibida la entrada en 2020. Estos aspectos comenzarán a estudiarse durante el primer semestre del año que viene.

Para controlar la circulación de estos coches, se está estudiando la posibilidad de utilizar un sistema de lectura de matrículas. Pero hasta que entre en funcionamiento, dicho control quedará en manos de la Guardia Urbana.

A principios de año, el Gremio de Talleres de Barcelona ya denunció que las medidas 'anticoche' que estudiaba el consistorio perjudicaban al taller. La patronal señalaba que "el sector de la posventa se ve directamente afectado por cualquiera que se adopte sobre el automóvil. Pero a los talleres (1.755 en el área AMB) no se les pregunta ni escucha".

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña