Reparación | La justicia amenaza a un alcalde por no clausurar un taller pirata

Desde el establecimiento gallego se defienden asegurando que aunque no tienen licencia de actividad, “el 90% de las empresas que hay por esta zona no la tienen”.

El regidor reconoce que antes de la sentencia allí se arreglaban algunos coches municipales El regidor reconoce que antes de la sentencia allí se arreglaban algunos coches municipales
El regidor reconoce que antes de la sentencia allí se arreglaban algunos coches municipales

El Juzgado Contencioso-Administrativo número 3 de Pontevedra ha ordenado al Ayuntamiento de Ponteareas, en Pontevedra, que proceda al cierre del taller de coches Besada hasta que no regularice su situación urbanística.

Pese a las dos condenas que acumula el establecimiento y a que la Policía Local ha acudido por orden del gobierno municipal a clausurar el negocio, varios testigos, según publica La Voz de Galicia, aseguran que los empleados han cortado el precinto para seguir trabajando en el centro.

“Precintamos el local hace tiempo. Desconozco cuál es la situación en este momento, pero no pueden estar abiertos”, según indica el alcalde de Ponteareas, Xosé Represas, en declaraciones al citado medio.

El regidor reconoce que antes de la sentencia llevaban a dicho establecimiento a arreglar algunos de los vehículos municipales, pero asegura que ahora desconoce si se sigue haciendo.

Según publica La Voz de Galicia, desde el taller afirman haber presentado todo los papeles oportunos para poder abrir, señalando que “seguimos reparando los coches del Ayuntamiento”. No obstante, aunque saben que no tienen licencia de actividad, se escudan en que “el 90% de las empresas que hay por esta zona no la tienen”.

La primera sentencia judicial que obligaba al consistorio a cerrar este taller es de junio de 2015, tras una denuncia presentada por unos vecinos que se quejaba de los ruidos, de filtraciones en su casa y otros problemas derivados de tener ese negocio junto a su vivienda.

El juez ordenó el cese provisional de la actividad hasta que se presentara el expediente sobre restitución de la legalidad urbanística. Aunque el negocio recurrió la sentencia, el Tribunal Superior de Justicia de Galicia lo desestimó.

Sin embargo, los denunciantes aseguran que el consistorio ha hecho caso omiso de lo dictaminado por el juez, motivo por el que han solicitado la ejecución de la sentencia. Y, por segunda vez, el juez ha vuelto a solicitar al ayuntamiento que precinte el taller. En caso de no hacerlo, el alcalde será sancionado con multas periódicas de 1.500 euros.

El local fue precintado el pasado 1 de marzo, pero la empresa volvió a abrir el 16 de mayo. Según los vecinos afectados, la Policía Local ha tolerado la rotura del precinto por parte de los responsables.

Por su lado, el denunciante apunta que «la actividad del taller continúa desarrollándose al margen de la legalidad, toda vez que el expediente de reposición de la legalidad urbanística que se incoó el Concello de Ponteareas frente a Talleres Besada fue resuelto en contra de la empresa”.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña