Reparación | Taller ilegal y plantación de marihuana, todo en uno

Desmantelan en Almería un establecimiento pirata que, además, se dedicaba al cultivo intensivo de esta planta.

Taller ilegal y plantación de marihuana, todo en uno Taller ilegal y plantación de marihuana, todo en uno
Taller ilegal y plantación de marihuana, todo en uno

Una inspección rutinaria para la detección de talleres clandestinos acabó de la forma más inesperada para unos funcionarios del Área de Protección del Medio Ambiente de la Unidad de la Policía adscrita a la Junta de Andalucía.

Recientemente visitaron una nave del Polígono La Celulosa de Almería para inspeccionar si podría estar funcionando como taller pirata. Tras contactar con el propietario e informarle del motivo de la presencia policial, accedieron al interior de la instalación y ante el nerviosismo que presentaba el dueño y el hecho de encontrarse en funcionamiento los extractores de una dependencia interior en la que se pudo apreciar un sofisticado sistema de tubos de ventilación, los policías procedieron a inspeccionar exhaustivamente el local.

Allí, los agentes se encontraron todo lo necesario para el cultivo intensivo de marihuana donde se aceleraba y potenciaba el crecimiento de las plantas: equipos especiales para la iluminación, riego, ventilación, filtrado de aire, fertilizantes y elementos especializados en el tratamiento y manipulación de la droga, por lo que procedieron a la detención del responsable de la plantación.

La estructura, según diversas fuentes, tenía una "gran sofisticación técnica", tanto para obtener una alta productividad como para evitar que la plantación fuera descubierta por la Policía, para lo que tenía filtros y extractores que evitaban que el fuerte olor que desprende este tipo de plantaciones no trascendiera al exterior.

La plantación estaba equipada con pantallas termoreflectantes, lámparas caloríficas, extractor de aire, tubos de canalización hacia el exterior y filtro ionizado de grandes dimensiones para la renovación del aire interior.

En el momento del registro, los agentes se aprehendieron de 85 plántulas o esquejes de marihuana en estado de crecimiento, así como de ocho pantallas termoreflectantes, ocho bombillas caloríficas, extractor, filtros, una balanza digital, 441 euros y una libreta con diversas anotaciones que demuestra su tráfico y comercialización.

Además, para el funcionamiento de las instalaciones y la maquinaria destinada al funcionamiento de la plantación, era necesario un elevado consumo de energía eléctrica, por lo que habían practicado un enganche ilegal a la acometida general de la red eléctrica. De este modo, maximizaban beneficios y minimizaban los costes de producción.

El detenido y los efectos intervenidos quedaron a disposición de la UDYCO (Unidad de Droga y Crimen Organizado) de la Policía Nacional de Almería.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña