Chapa y pintura | El 50% menos de entradas a los talleres de carrocería en los últimos 4 años

En los últimos cuatro años, las entradas a los talleres de chapa y pintura han caído casi a la mitad. Esto es debido a la crisis económica, que provoca un envejecimiento del parque automovilístico y que, por el contrario, no se reparen más coches. De todas las averías de un automóvil, el estado externo es el que menos preocupa a los conductores.

John Gillmartin, vicepresidente de Mitchell International, nuevo socio de Gt Motive, ofreció un panorama sobre la situación actual del taller de chapa y pintura, dentro de la Jornada sobre las “Tendencias Globales para la Gestión Rentable de la Carrocería”, celebrada en Motortec Automechanika Ibérica.

Por su parte, Mariano Bistuer, general manager de Centro Zaragoza, puso el acento en la visión que los talleres tienen de sí mismos y en las opciones de cara al futuro. “El 60% de los talleres es de chapa y pintura, el 60% de éstos tiene de tres a cinco empleados y el 60%, menos de 500 metros. Esto provoca que ellos mismos no se vean como una empresa, luego en este entorno la gestión es complicada”.

“El futuro del taller de carrocería pasa por adaptarlo a la crisis utilizando más herramientas de valoración, mejores instalaciones y agilizar los procesos. La preparación de los empleados también es fundamental”, añadió Bistuer.

La imagen también es muy valiosa. Xavier Pegueroles, de PPG, citó las principales preocupaciones de los conductores a la hora de decidirse por uno u otro taller: “la demora, el descontento en la reparación y la poca profesionalidad”. “La primera impresión es importante: es más difícil conseguir un nuevo cliente que mantener los antiguos”.

Manuel García Conde, de Cesvimap, incidió en la fecha de entrega en plazos, presupuesto ajustado y trato amable y profesional de los empleados como lo que más preocupa a conductores y peritos.
 

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña