Chapa y pintura | Nuevos materiales para los coches del futuro

Conseguir materiales ligeros, resistentes al fuego o más fácilmente reciclables son algunos de los objetivos de la nueva tecnología.

Las actuales investigaciones también se centran en la protección del medio ambiente. Las actuales investigaciones también se centran en la protección del medio ambiente.
Las actuales investigaciones también se centran en la protección del medio ambiente.

España se sitúa entre los cinco primeros fabricantes europeos de componentes gracias a su contribución al desarrollo de soluciones en la industria de la automoción. Para ello, los centros especializados trabajan en perfeccionar los coches en lo que se refiere a materiales, eficiencia y protección del medio ambiente, tal como publica el diario El Mundo en un interesante artículo.

Con este objetivo, Aimplas (Instituto Tecnológico del Plástico), en Valencia, afirma que el coche del futuro estará fabricado con nuevos materiales que le doten de propiedades avanzadas: ligereza, resistencia al fuego y al rayado, mecanismos antihielo o que sea autolimpiable.

Este centro valenciano tiene entre manos, junto a la empresa Acteco y otros partners, el proyecto Pegasus, cuyo objetivo es el desarrollo de espumas con diferentes estructuras y nanomateriales que permitan más protección del peatón en caso de choque contra un vehículo.

Otro de sus puntos de atención que resalta el artículo de El Mundo es la creación de adhesivos reversibles que hagan posible un reciclado posterior más sencillo y una reducción de costes durante el proceso de fabricación.

Este instituto tecnológico también trabaja en Biofibrocar, con la empresa Pertex, para desarrollar tejidos biodegradables para los interiores, y en Ecoplast, con Nanobiomatters y Grupo Antolin, que se centra en materiales procedentes de fuentes renovables para las piezas plásticas del interior de los coches.

La responsable del laboratorio de automoción de Aimplas, Rosalía Guerra, indica que “lo ideal sería que un coche que se fabrique dentro de 20 o 30 años contenga más materiales reciclados o que se puedan hacer desde fuentes distintas al petróleo».

En el pasado, Aimplas también trabajó en Polycon, junto con Faperin, con el que se pretendió evitar la emisión electromagnética de los componentes electrónicos que pudieran ir encajados en las piezas de plástico.

Además, de la reutilización de materiales, los expertos apuntan que otra tendencia de investigación en un futuro próximo se centrará en la personalización. "Todos queremos tener algo que no tenga el de al lado sin tener que pagar mucho dinero", subraya Rosalía Guerra al citado medio.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña