Chapa y pintura | Qué masilla elegir según el material a reparar

Para escoger la adecuada, hay que tener en cuenta cuestiones como la naturaleza del material a aplicar o el tipo de reparación.

Aplicación de masilla.
Aplicación de masilla.

A la hora de elegir qué masilla emplear para reparar daños como abolladuras o arañazos en el vehículo hay que tener en cuenta cuestiones como la naturaleza del material sobre el que se va a aplicar o la gravedad de la reparación, entre otras.

Con el fin de mostrar las masillas más comunes y recomendaciones para su uso, Loctite ha publicado un artículo en su blog en el que ofrece una selección y algunas claves para utilizarlas de manera óptima.

- Masilla universal. Se espera de ella que adhiera de forma perfecta en todo tipo de superficies de metal, plásticos o fibra de vidrio. Además, ha de servir tanto como masilla de base para desperfectos de un cierto grosor, como masilla de acabado de máxima calidad previa al repintado de la pieza.

Según los técnicos de Loctite, este tipo de masilla es "ideal" para finalizar el proceso de igualado de la superficie tras la reparación de abolladuras, arañazos y pequeñas imperfecciones en superficies de aluminio, acero galvanizado o zincado.

- Masilla para plásticos. Para que una masilla sea efectiva en superficies plásticas debe presentar una mejor adherencia sobre estos sustratos, tener buena capacidad de relleno y ser más elástica y menos porosa que las masillas que se usan sobre metal.

En este caso, la firma pone como ejemplo el producto Teroson UP 250, una resina de color gris oscuro que puede ser aplicado tanto en plásticos como en fibra de vidrio, y que puede lijarse en unos 30 minutos después de su aplicación.

- Masilla de fibra de vidrio. La masilla de fibra de vidrio se emplea tanto para realizar reparaciones en piezas como salpicaderos, paneles, alerones o paragolpes, como para la personalización de vehículos.

- Masilla de acabado de altas prestaciones. A veces es preciso utilizar una masilla de acabado ultrafino exenta de poros para reparar pequeños arañazos o para darle el acabado final a los parches previamente masillados con masillas de relleno más porosas.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña