Vehículo industrial | Qué se debe tener en cuenta en la inspección técnica de neumáticos de vehículos industriales

La normativa señala que se debe llevar en el mismo eje neumáticos de la misma marca, categoría de utilización y estructura.

Si se detectan defectos leves en la cubiertas, el vehículo no pasará la inspección técnica
En Europa, la profundidad mínima de huella exigida para camiones es de 1,6 mm

El buen estado de los neumáticos de cualquier automóvil es un aspecto muy importante para garantizar la seguridad en carretera, requisito que se convierte en fundamental en el caso de los vehículos pesados.

Por ello, así como por ser uno de los puntos donde más defectos se detectan en las inspecciones técnicas, el ‘Manual de procedimiento de inspección de las estaciones ITV’ en España incluye una serie de indicaciones que se deben tener en cuenta en este tipo de vehículos.

Entre ellas, se encuentra llevar instalados en el mismo eje neumáticos de la misma marca, tamaño, categoría de utilización del neumático (normal, de nieve, de uso temporal, etc.), estructura (diagonal, diagonal cinturado, radial, autoportante), símbolo de la categoría de velocidad e índice de capacidad de carga.

Pese a que, en ocasiones, el fabricante no aparece marcado en el neumático, son válidas tanto la denominación comercial como la marca.

En cuanto a la profundidad superior a 1,6 mm, se trata de uno de los grandes puntos olvidados para este tipo de vehículos y una de las exigencias del sector, ya que en el resto de Europa dicha profundidad mínima de huella sí es exigida.

Por otro lado, en la ITV también se comprueban que no existan desperfectos, fisuras en la goma o defectos que provoquen pérdidas de aire.

Además, tanto los ejes como el resto de los elementos y puntos de anclaje deberán estar exentos de deformaciones, soldaduras de reparación, puntos de calentamiento o grietas.

Asimismo, el reesculturado de los neumáticos no está permitido, excepto en aquellos que equipen vehículos de más de 3.500 kg de MMA y que vayan marcados con la palabra regroovable o el símbolo Ω.

En caso de que el vehículo no supere la inspección, será necesario pasarla de nuevo, lo cual impedirá que el automóvil circule, salvo para sustituir los neumáticos y acudir otra vez a la ITV.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña