Vehículo industrial | e-troFit, la solución de ZF para remotorizar vehículos industriales

Este sistema permite sustituir la propulsión diésel por eléctrica sin grandes modificaciones.

Todos los vehículos que no cumplan la norma Euro 6 pueden ser reequipados
Todos los vehículos que no cumplan la norma Euro 6 pueden ser reequipados

El fabricante alemán ZF ha desarrollado, junto al especialista in-tech, el proyecto e-troFit. Esta innovadora tecnología puente permite pasar de manera eficiente de los propulsores diésel utilizados hasta el momento a una alternativa inteligente y sostenible como son los motores eléctricos. 

El proyecto se centra principalmente en la remotorización de los autobuses del transporte público local de pasajeros, pasando de la propulsión convencional a la eléctrica. Para Helmut Ernst, responsable de la división Aftermarket de ZF, representa la solución ideal para la transición hacia la era de los vehículos puramente eléctricos.

Teniendo en cuenta que los mercados no estarán listos para producir los vehículos eléctricos necesarios  en serie hasta 2025, "la remotorización de vehículos industriales convencionales a la propulsión eléctrica hasta dicha fecha será una magnífica oportunidad para respaldar a las ciudades en la electrificación del transporte público local" y lograr así los objetivos de protección medioambiental exigidos.

En calidad de proveedor de sistemas, ZF Aftermarket aporta los componentes de vehículos necesarios, ofreciendo al mismo tiempo acceso a su red de talleres mundial.

Es el caso de CeTrax, una unidad central eléctrica desarrollada específicamente para autobuses urbanos, que puede instalarse directamente en la plataforma existente sin tener que realizar grandes  cambios en el chasis, los ejes o el engranaje diferencial.

CeTrax posee una potencia máxima de hasta 300 kilovatios y un par máximo de 4.500 Nm, que aporta una aceleración suave al arrancar, una reducción notable de las vibraciones en el chasis y un servicio silencioso en comparación con los motores convencionales.

En cuando al eje eléctrico de pórtico AxTrax AVE, este es apto para diversos tipos de propulsor: híbrido en serie, propulsión totalmente eléctrica alimentada por celda de combustible, batería o catenaria. La  propulsión se suministra por rueda, mediante un motor asíncrono compacto, de altas revoluciones y refrigerado por líquido, de modo que el peso del eje sigue siendo reducido al incluir los motores integrados. La potencia máxima de estos motores asciende a 250 kilovatios con un par máximo de 22.000 Nm.

Debido a que no se requiere un motor independiente ni un árbol de transmisión, el espacio ganado  permite integrar una batería más potente o mejorar el espacio interior del vehículo para poder transportar más pasajeros. La integración del  AxTrax AVE no exige componentes de rueda específicos y los frenos se integran en la misma posición que en los ejes estándar, con gran facilidad de mantenimiento. 

Andreas Hager, director de Smart Mobility de in-tech, explica que el tiempo de reequipamiento es de sólo cuatro semanas. El reequipamiento resulta hasta un 50% más económico por vehículo en comparación con una nueva adquisición. "En una vida útil de 10 años, el autobús eléctrico ahorra, tan solo en combustible, un total de 100.000 euros". El mercado potencial, además, es alto: todos los vehículos industriales que no cumplen la norma de gases de escape Euro 6 pueden ser reequipados.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña