Reparación | ¿Cuántas estafas anuales se producen con coches de segunda mano en malas condiciones?

La Guardia Civil alerta de las mafias organizadas que venden vehículos de ocasión y obligan a sus clientes a repararlos en sus talleres.

La Benemérita recomienda solicitar hojas de reclamación y denunciar desde el principio
La Benemérita recomienda solicitar hojas de reclamación y denunciar desde el principio

Si al comprar un vehículo de segunda mano empiezan a surgir problemas por vicios ocultos no mencionados por el vendedor, existe la posibilidad legal de exigir la reparación o la devolución del coche, así como el reintegro del dinero.

Pero no es el caso de María Lucía, quien tras adquirir un coche de ocasión de la marca Mercedes por 2.600 euros en Quart de Poblet (Valencia), según publica El Español, no le llamó la atención la cláusula del contrato de compraventa que indicaba que cualquier reparación o revisión tendría que llevarse a cabo en las instalaciones de la empresa.

Unos meses después, tuvo que realizar una denuncia porque el coche que le habían vendido tenía graves averías y cada vez que acudía a repararlo, salía peor de lo que había entrado, según explica en el citado medio.

“Al darme cuenta de los problemas que tenía el coche, demasiados para uno recién comprado, llamé a la empresa y lo comuniqué. Me ofrecieron un vehículo de sustitución mientras lo reparaban, pero la supuesta reparación duró más de un mes”, explica la afectada.

Cuentakilómetros trucados, cuentarrevoluciones sin aguja y piezas de desguace fueron algunos de los problemas a los que hay que añadir extorsión. “Al final me propusieron cambiar el Mercedes por otro coche, un Opel Astra, después de haberles dejado malas valoraciones en internet”. Pero la situación no varió mucho. Finalmente, María Lucía decidió denunciar la situación al empezar a sufrir chantajes por parte del dueño de la empresa.

Asimismo, pese a haber solicitado mediación y haber contactado con el propietario para intentar resolver este asunto, los intentos han fracasado, ya que, según indica la víctima, los estafadores saben que es difícil que un consumidor llegue a juicio para reclamar una cantidad relativamente pequeña por la compra de un coche de segunda mano.

Sin embargo, este tipo de situaciones son bastante comunes, según la Policía y la Guardia Civil. Dichas estafas las planean mafias organizadas que se suelen dedicar al robo, manipulación y tráfico ilícito de vehículos. Las víctimas de este tipo ya ascienden a más de cien este año.

Una de las más frecuentes es el trucaje del cuentakilómetros, que supone, además, un mayor riesgo de averías y resulta peligroso para la seguridad vial. Ante tal tipo de circunstancias, la Benemérita recomienda solicitar hojas de reclamación y denunciar desde el principio.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña