Reparación | El conductor, menos proactivo en el cuidado del vehículo de lo que piensa

Neumáticos y limpiaparabrisas, los elementos más revisados por los conductores españoles, según un estudio de GIPA.

Juan Francisco Calero, Ana Ávila, David Moneo y Fernando López
Juan Francisco Calero, Ana Ávila, David Moneo y Fernando López

El envejecimiento del parque de vehículos está llevando a los conductores a concienciarse sobre la importancia del mantenimiento preventivo. No en vano, la edad media del parque español supera los 11 años y el 58% de los automóviles en circulación tiene más de 10 años.

No obstante, aún queda un grupo importante de conductores que no son proactivos en controlar el estado de su vehículo, lo que supone un peligro para la seguridad vial y un mayor coste a largo plazo en reparación de las averías que se van produciendo a lo largo de la vida del vehículo. 

Según los datos del estudio encargado por Motortec Automechanika Madrid a GIPA Automotive Aftermarket Intelligence, que se ha presentado este martes en Madrid, los conductores que no mantienen adecuadamente sus automóviles sufren el 38% más de averías que los que sí lo hacen. De este modo, ahorrar alargando los periodos de mantenimiento supone a la larga un gasto mayor, ya que aumenta la tasa de avería. 

Un total de 3,6 millones de coches sufren alguna avería durante el año. Debido al envejecimiento del parque, número de averías ha crecido del 14% al 17% desde 2013, según GIPA.

El estudio El conductor y el control rutinario de su vehículo como vía de seguridad de GIPA, realizado entre 1.444 conductores españoles, recoge las operaciones de mantenimiento efectuadas por los conductores en seis elementos: frenos, aceite, amortiguadores, escobillas limpiaparabrisas, batería y neumáticos.

Fernando López, CEO de la consultora, ha apuntado que el 88% de los vehículos ha visitado el taller en el último año, con una media de 1,6 visitas por vehículo y año.

Neumáticos, el elemento más revisado

Por elementos, el estudio de GIPA apunta que el 80% de los conductores ha revisado el estado de los neumáticos en los últimos 12 meses, lo que supone cinco punto más que en 2013. Fernando López hace hincapié en el 20% restante que no lo hace, "muy llamativo dado que el estado de los neumáticos se puede comprobar a simple vista".

Otra cuestión que recalca es de qué modo se revisan: "normalmente, el conductor solo se tiene en cuenta el desgaste, no piensa en fallos, cortes o golpes de llanta, y da por sentado que si hace poco que los cambió están bien. Una de las labores del taller es recordar al conductor que esto no es así", afirma.

Otros componentes a los que los conductores españoles prestan especial atención son las escobillas limpiaparabrisas -revisadas por el 63% de los encuestados, pero muy dependientes de si ha llovido o no para hacerlo- y los frenos, que fueron revisados en el último año por el 58% de los conductores.

En cambio, las operaciones de mantenimiento de la batería y los amortiguadores son menos populares: el 51% de los conductores revisó la primera el último año y el 41% los segundos. En cuanto al nivel de aceite, el 37% lo vigila cada dos o tres meses, el 16% cuando se acuerda y el 47% no lo revisa habitualmente. 

Cuáles son los elementos que llegan más desgastados al taller

Estos datos que contrastan en cierta medida con los aportados por la Encuesta a talleres de Cetraa sobre el nivel de desgaste de los elementos del vehículo cuando llegan al taller, realizado a 629 talleres y presentado en paralelo al de GIPA. Comparando los dos estudios, queda patente que el conductor cree que mantiene su vehículo mucho mejor que lo que en realidad lo hace.

En el caso de los neumáticos, en vehículos de más de seis años, las tres cuartas partes se encuentran en un estado en que deberían cambiarse. Incluso, en los vehículos más nuevos, el 65% de ellos ya presenta un desgaste medio. Juan Francisco Calero, periodista especializado que ha presentado el estudio, explica que, según los talleres, los neumáticos no están bien revisados por parte de los conductores "y duran menos de lo que ellos creen".

En el caso de los frenos y los amortiguadores, se observa un patrón similar: la mayoría de los vehículos de menos de 5 años que llegan al taller presenta un desgaste medio, mientras la mayor parte de los de entre 6 y 10 y los de más de una década los tienen muy desgastados. La dirección y el motor, por su parte, presentan menores grados de deterioro. No están desgastados en la mayoría de los coches más nuevos y tienen un desgaste medio en la mayor parte de los veteranos.

Con todo, el 67% de los conductores cumple los plazos recomendados para la revisión de su vehículo. Y la mayoría, el 55%, cumple las recomendaciones del taller a la hora de realizar las operaciones de mantenimiento o revisión.

Implicación de los diferentes agentes del sector

Ana Ávila, secretaria general de Cetraa, ha instado a que, con estos datos sobre la mesa, el sector trabaje conjuntamente para la concienciación de los conductores sobre la necesidad de ser más activos en el mantenimiento de sus vehículos.

En la misma línea, David Moneo, director de Motortec Automechanika Madrid, ha destacado el interés que estos datos han suscitado en la DGT y ha apelado a los medios de comunicación para que le den la máxima difusión.

Cursos de Academia Infotaller

Lo más

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña